Hijas de policía caído conmemoraron un año de su fallecimiento con fotos desgarradoras

Ya ha pasado un año desde que Daniel Keith Rebman Jr., un policía estatal, perdió su vida el cumplimiento de sus funciones.

Dejó sola a su esposa y tres hermosas niñas, quienes han contado con el apoyo de toda la comunidad.

Para conmemorar el primer año de la última vez que lo vieron con vida, su familia -aún consternada por la pérdida- compartió una serie de fotografías que demuestran parte de su legado y fe.

El 24 de octubre de 2017, el soldado Rebman Jr. estaba estacionado en un carril de emergencia en la I-385 en Carolina del Sur cuando una camioneta impactó su patrulla.

Supuestamente, el conductor se quedó dormido, causándole al funcionario graves heridas que lo llevaron a la muerte horas más tarde del accidente.

Su familia ha sufrido una gran pérdida, pero han contado con el apoyo de los miembros de la comunidad, incluidos los compañeros de Rebman. Todos han estado presentes de una u otra manera.

Cuando su hija, Olivia, se graduó de jardín de infantes en junio de 2017, siete oficiales de la Patrulla de Carreteras se presentaron para animarla y celebrar su logro.

Una vez que terminaron las vacaciones de verano, el grupo de oficiales se presentó nuevamente para mostrar su apoyo y amor a las niñas a su primer día de clases.

“Primer día de clases 2018. Todo sonríe porque la familia se presentó", escribió la esposa de Rebman, Michelle.

La esposa del fallecido dijo: "Nuestra familia de la Patrulla de Carreteras ha estado allí desde el primer momento. Pasaron tiempo llorando con nosotros y apoyándonos durante los peores días de nuestras vidas”.

“Una vez que terminó el funeral, su apoyo nunca se ha detenido. Hicieron trabajos de jardinería, repararon electrodomésticos, asistieron a partidos de fútbol y continúan apareciendo en cada evento importante de nuestra vida".

A medida que se acercaba el aniversario de su muerte, la pena se hacía cada vez más pesado para aquellos que lo conocían. Es por ello que decidieron honrar su memoria de una manera diferente.

Jennifer Davisson, una fotógrafa local, hizo fotografías de Michelle y las tres niñas y compartió sobre la fe que las ha mantenido con fuerza.

Las fotos fueron compartidas a las 7 p.m. de la noche anterior al aniversario de su muerte porque "fue cuando comenzó su último turno y la última vez que Michelle fue capaz de darle un beso de despedida".

"Michelle no estaría de acuerdo conmigo, pero ha recorrido este camino con tanta gracia y fe. Ella habla de la soberanía de Dios en medio del dolor y la importancia del perdón, porque no tiene espacio ni tiempo para el odio. Ella ha sido transparente, real y cruda sobre su dolor, y eso ha inspirado a muchos", escribió Davisson.

Además, al recordar el año pasado, Michelle se tomó un momento para reconocer la dificultad y el dolor, pero también para señalar las lecciones que ha aprendido.

"Vivo tantos días con la determinación de no dejar que tu muerte manche cada buen momento al final del año... Tu cumpleaños, nuestro aniversario, el cumpleaños de Olivia y cada día festivo", escribió.

Para continuar su dedicatoria colocó: "Y tal vez por eso es necesaria la pérdida a escala global... Enseña e infunde sabiduría en los corazones y en las vidas que nada más puede hacer”.

"Solidifica en nuestra mente lo finitos que somos, y cómo no tenemos control sobre cuándo o cómo, sino solo la forma en que vivimos en este momento".

Otros artículos especiales e importantes fueron mostrados en las fotos como: la bandera estadounidense doblada que se le dio a Michelle en su funeral, la bandera de Carolina del Sur que se entregó a las niñas, un oso de peluche hecho con su uniforme (llamado amorosamente "oso de papá"), su insignia y el perro del soldado que lleva su nombre.

Davisson terminó su publicación con una promesa de toda la comunidad: “Trooper Rebman, hasta ese día que estén juntos otra vez, prometemos continuar sosteniendo a su familia como una comunidad. Tu legado vivirá a través de ellos, y no serás olvidado", escribió.

Esta historia nos recuerda al caso de un perro policía que se despide de su compañero humano. Figo tocó el ataúd sabiendo que su compañero estaba adentro.

El fotógrafo que inmortalizó la escena piensa que la imagen resuena en los corazones de todos por una razón diferente, más instintiva. 

"Tenía lágrimas en los ojos. No pude ver a través claramente a través de la lente en ese momento", dijo.

¿Quieres ver más videos de tus estrellas favoritas? Suscríbete a nuestro Canal de Youtube!