Valiente mujer arriesga su vida y se mete en pozo de 12 metros para salvar a 2 perros atrapados

Las personas que verdaderamente aman a los animales, serían capaces de hacer cualquier cosa por salvar la vida de estos seres indefensos.

Tal es el caso de Day Reyes, una cordobesa muy activa en la causa de protección de los animales, quien no dudó en meterse dentro de un pozo cloacal con 12 metros de profundidad para rescatar a dos pequeños perros que se encontraban allí.

Sin embargo, la audaz y valiente mujer solo pudo salvar a un cachorro, pues el otro no lo consiguió al fondo del pozo.

"A medida que iba bajando, el pozo se iba derrumbando, pero seguí, porque mi objetivo era salvarlos (a los perros). Me encontré con uno solo, asomando su hocico y sumergido en el agua”.

“Del otro, ni rastros, realmente me queda un sabor agrio de no haberlo encontrado", escribió en su Facebook.

Este hecho ocurrió en el barrio Villa El Libertador, ubicado al sur de la ciudad de Córdoba. Según el relato de Reyes, alrededor de las 10 de la mañana los canes cayeron al pozo, que se encontraba descubierto.

"Cientos de personas comenzaron a llamar a las entidades que debían hacerse cargo de la situación, entre ellas Policía, Bomberos, Defensa civil, Patrulla Ambiental, y recién a las 18 se presentó la policía", dijo la rescatista.

"Pensé: 'si se derrumba estando ahí dentro y me toca morir, por lo menos es haciendo lo que amo, salvando vidas inocentes'", escribió Reyes, de 22 años.

También publicó un video donde se observa cómo la rescatista desciende lentamente por el hueco cloacal armada de arneses y ayudada por un grupo de personas.

Al rato, Reyes emerge del pozo con un pequeño perro gris en sus brazos, que pronto es levantado por uno de los hombres que rodean la boca del pozo.

La chica finalmente exhortó al gobierno para que brinde recursos y personal para intervenir en estos casos y hace un pedido a la sociedad: "Cuiden, esterilicen, vacunen, protejan a sus mascotas ¿Cuántos inocentes deben morir? Abran los ojos", concluyó.

Si de hazañas heroicas se trata, esta historia entonces puede formar parte de esa lista. Grace Knox, de 12 años, caminaba hacia su escuela en octubre pasado en Buffalo, Nueva York, cuando cayó en una alcantarilla de casi cuatro metros de profundidad.

Ese día Grace iba sola porque su hermano menor estaba enfermo y se había quedado en casa. Grace quedó sumergida en 30 centímetros de agua corriente y su celular se rompió durante la caída, su única opción era gritar para pedir ayuda.

No fue sino una hora después cuando el ingeniero y abuelo jubilado, George Bankowski, escuchó los gritos de la joven Grace durante su paseo matutino.

"Pude oír una voz desde abajo que decía: '¡Ayúdenme! ¡Ayúdenme! ¡Llamen a mi mami!’. Así que metí mi cabeza en el agujero y efectivamente había una niña en el fondo de la alcantarilla", dijo Bankowski.

Rápidamente pidió ayuda y trató de mantener a Grace calmada mientras esperaban la llegada de los bomberos. "Fue algo difícil de asimilar. Bankowski. Lloré después", confesó.

Los bomberos pudieron sacar a Grace, y la llevaron al Hospital, su tobillo derecho se rompió y tuvo que someterse a una cirugía para colocarse clavos.

Pero el pequeño Julen no tuvo tanta suerte. Luego de permanecer días en un agujero de 100 metros de profundidad, fue encontrado sin vida.

Artículos relacionados
Jan 22, 2019
Mujer recuerda la terrible experiencia de estar atrapada dentro de un pozo minero
Mascotas Mar 14, 2019
Valiente hombre aparta a bomberos y arriesga su propia vida para salvar a su perrito de incendio
Jan 18, 2019
La vida de Julen, el niño atrapado en un pozo, no ha sido fácil
Mascotas Feb 19, 2019
Perros sin hogar salvados de morir de hambre tras almas gentiles instalar dispensador de comida