Sobre AM
Medios

05 de abril de 2019

"Ángel hermoso": bebé prematura que no tuvo visitantes en 5 meses es adoptada por gentil enfermera

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Esta es una hermosa historia de amor a primera vista que te arrugará el corazón.

La bebé Gisele había estado internada en el Hospital de Niños Franciscan en Massachusetts durante cinco meses sin una sola visita cuando llamó la atención de Liz Smith, la directora de enfermería del hospital.

"¿Quién es este hermoso ángel?", Smith recordó haberle preguntado a una enfermera sobre la criatura de entonces ocho meses.

Gisele había nacido con un peso de solo 900 gramos y padecía el síndrome de abstinencia neonatal debido al consumo de heroína de su madre.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Solo podía alimentarse a través de un tubo y sus pulmones necesitaban atención especializada. Tras enterarse del aislamiento prolongado de la niña, Smith confesó sentirse desconsolada.

"Desde el momento en que la conocí, había algo detrás de sus llamativos ojos azules que captaban mi atención", dijo Smith a The Washington Post. "Sentí que necesitaba amar a esta niña y mantenerla a salvo".

Unas semanas más tarde, Smith fue aceptada como madre de acogida de Gisele y se la llevó a casa, bajo la condición de que el Estado reuniría a la bebé con sus padres biológicos si ellos así lo deseaban.

Cargando...

Publicidad

Inicialmente, los padres biológicos de Gisele la visitaban semanalmente, pero el Estado finalmente los dictaminó incapaces de cuidarla, momento que, para Liz, terminó siendo uno de los más agridulces de toda su vida.

Si bien ella había ganado una hija de por vida, sus padres biológicos la habían perdido.

“Es un sentimiento difícil de describir cuando estás experimentando este momento trascendental que otra persona también vive, de la manera opuesta. Al final, es devastador para otra familia.”

Cargando...

Publicidad

A pesar de que en la actualidad Gisele está mejor de salud, todavía necesita usar un tubo de alimentación suplementario. No obstante, se ha vuelto una niña sana que ama los aguacates y la pizza.

Liz reconoció que siempre había querido tener sus propios hijos, pero las cosas nunca habían funcionado hasta ese día en el hospital, en 2017.

Cargando...

Publicidad

En una historia sorprendentemente similar, otro bebé de Illinois fue adoptado por una enfermera que lo cuidaba en el hospital.

La familia biológica del niño vivía lejos y no tenía los recursos para ir y venir al hospital o para cuidarlo financieramente. Angela Farnan, la enfermera, dijo que ella tomó a Blaze a su cuidado y tuvo una tutela a corto plazo, con el permiso de sus padres. 

Pero, poco después, la madre biológica de Blaze presentó a Farnan, llorando, una petición para que adoptara a su hijo. Lee sobre cómo terminó esta historia, aquí.

Cargando...
Cargando...

Publicidad