Getty Images
Fuente: Getty Images

Lydia Lozano termina en el hospital por accidente en 'Sálvame'

Valeria Garvett
15 sept 2019
19:30
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Lydia Lozano terminó en el hospital luego de tener un accidente al intentar imitar una prueba del programa ‘GH VIP 7’.

Publicidad

Un nuevo accidente ha ocurrido en el estudio de Sálvame, de Telecinco, luego de que Lozano resultó herida mientras efectuaba un juego junto a sus compañeros de show.

La mujer debió ser trasladada a la sala de urgencias de un hospital cercano luego del aparatoso incidente que dejó a los presentes muy preocupados por ella.

Publicidad

Cuando abandonó, las instalaciones de Mediaset, Lozano se encontraba gritando de dolor diciendo que no podía respirar.

Todo empezó con la actividad de la carrera de gusanos que tanto ella como Alonso Caparrós y Gustavo González se encontraban realizando. Luego de que Caparrós se proclamó ganador de la pequeña competencia, él y González se lanzaron sobre el piso para abrazar a la colaboradora quién seguía sentada.

Publicidad

En ese momento, Lydia comenzó a gritar y a quejarse de que tenía un fuerte dolor en las costillas que no le permitía respirar. Por supuesto que sus compañeros rápidamente intentaron socorrerla y pedir que el servicio médico la atendiera, causando estrés en el plató.

Luego de un corte publicitario, el conductor Kiko Hernández aseveró que Lozano había sido trasladada a un centro médico para que expertos pudieran verificar que su salud se encontraba en óptimas condiciones. También añadió que, en el pasado, la colaboradora había sufrido fracturas de costillas.

Publicidad

Poco después, el programa dio a conocer el parte médico de Lydia, el cual indicó que presentaba una distensión en el cuello y una contusión en la parrilla costal.

Más adelante, ella misma entró en directo para tranquilizar a los presentes, diciendo que se sentía mejor y, al ver las imágenes, reconoció que se asustó porque su punto débil es la espalda.

En Deluxe, Lydia  quiso quitar culpa a sus compañeros, González y Caparrós, diciéndoles que “no pasa nada” y afirmando que “no paran de llamarme”. “Gustavo está hecho polvo”, confesó.

Nos alegramos de que la colaboradora haya superado rápidamente este problemilla. Cualquiera se asustaría si sintiera un dolor fuerte en las costillas, y más teniendo antecedentes de fractura.

Publicidad