Sobre AM
MediosHistorias virales

14 de septiembre de 2021

Mujer de 30 años con un "falso tumor cerebral" se está quedando ciega lentamente

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La mujer de 30 años tiene casi dos años luchando contra una extraña enfermedad que le ha causado diversos síntomas que han desmejorado su vida.

Kim Slater tiene una rara condición de salud que hace actuar a su cuerpo como si tuviera un tumor cerebral. Debido a su estado, se está quedando ciega lentamente y permanecer en cama la mayoría del tiempo.

La dama de Bristol en Inglaterra, fue diagnosticada con hipertensión intracraneal idiopática (HII) en diciembre de 2019, seis meses después de que comenzaron los síntomas. Compartió lo debilitante que ha sido llevar su vida a la par de su padecimiento.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

UNA DE CADA 100 MIL

Cuando Kim acudió al médico, el especialista quedó confundido por la cantidad de síntomas que la paciente presentaba.

Una tomografía computarizada reveló la verdadera causa. La afección ocurre cuando la presión alta alrededor del cerebro genera síntomas similares a los de un tumor. Pueden manifestarse cambios en la visión y dolores de cabeza.

Se cree que dicha enfermedad afecta a una de cada 100.000 personas. No tiene una causa conocida ni cura, lo que deja a Slater sin muchas esperanzas.

"Cuando me diagnosticaron, estaba en mi peor momento: tenía dolores de cabeza parecidos a las migrañas todos los días, me daban mareos, náuseas y estaba emocionalmente agotada", explicó.

Cargando...

Publicidad

Confesó que los síntomas que experimenta la desgastan mucho y a menudo también la confunden. De hecho, se le olvidan muchas cosas y no puede hablar correctamente.

NECESITÓ AYUDA

Por su condición, Kim necesitó ayuda para muchas de las cosas que antes hacía sola. Su novio se tuvo que mudar con ella y hacer casi todo en casa. "Desde cocinar hasta limpiar, e incluso ayudarme a ir al baño en días particularmente malos", comentó.

Cargando...

Publicidad

La rara condición significa que el cuerpo de Kim imita los síntomas de un tumor. Incluso la acumulación de líquido que causa dolores de cabeza, mareos y fatiga, pero no aparece masa en las exploraciones.

Antes del diagnóstico, la dama británica entró el pánico al pensar que podría tener un tumor mortal. Todas las señales apuntaban hacia el peor de los casos.

“El médico me dijo que no quería preocuparme, así que no quería compartir cuál pensaba que era el problema hasta que estuviera seguro. Tenía que esperar los resultados de la tomografía computarizada de emergencia”, dijo.  

Caminó con su madre hasta el hospital y Kim no puedo aguantar más. Le preguntó a su mamá si lo que estaban buscando era un tumor cerebral.

Cargando...

Publicidad

Con toda sinceridad, la progenitora de la paciente le dijo que sí. Y que en el caso de que lo fuera se ocuparían de lo necesario para tratarlo.

Al tener los resultados de la prueba especial, Slater se sintió aliviada, pero desilusionada por no saber qué era lo que tenía.

Luego supo que se trataba de hipertensión intracraneal idiopática. Sin embargo, académicamente, casi no había artículos que le hicieran referencia. Todas las historias anecdóticas parecían ser tragedias sobre personas que perdieron la vista o vivieron con dolor para siempre.

Cargando...

Publicidad

“Un tumor me pareció fácil de entender, para mí y para todos los que me rodean. Esto se sentía complicado y no sabía lo que significaría para mi futuro", recordó.

Después de una resonancia magnética y una punción lumbar, que mide la fuerza del líquido que sale y ayuda a determinar los niveles de presión, a Kim se le dio su diagnóstico oficial.

Desafortunadamente, la condición ha afectado mucho su visión y desde entonces, su vista se ha deteriorado. Kim consultó a un nuevo médico que le explicó que existe un vínculo entre la obesidad y la HII, instándola a perder peso para ayudarla a recuperarse.

Cargando...

Publicidad

Ella se preocupa por su vista todos los días. Siente que está atascada eligiendo entre eso o su salud mental. Prefiere terminar ciega que ser atormentada por su trastorno alimentario.

Afortunadamente, Kim encontró un neurooftalmólogo y un médico de cabecera que son más considerados con su historial y que la tratan sin mencionar su peso. Aunque le han recetado analgésicos, en el último mes han sido muy efectivos.

A lo largo del tiempo y con la ayuda de terapia, ella se ha dado cuenta de que, si no puede cambiar algunas cosas, es mejor aceptarlas como son.

Desconoce cómo será su futuro, pero sabe que es probable que deba renunciar a su carrera y que las complicaciones de salud vayan en aumento.

Cargando...

Publicidad

AmoMama comparte contigo muchas más historias virales. Suscríbete a nuestra página y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Descargo de responsabilidad médica

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.