Sobre AM
Noticias

21 de septiembre de 2021

Niña dice que conoció a Jesús y habló con él cuando tuvo una experiencia cercana a la muerte tras cirugía

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una niña de seis años tuvo una experiencia cercana a la muerte tras sufrir una hemorragia durante diez días. Afirmó que había hablado con Dios mientras estaba inconsciente.

Cuando Brittani Tomic estaba embarazada de su hija Zola, los médicos le dijeron que tendría un embarazo de alto riesgo. Ella había sufrido abortos espontáneos anteriormente.

La ecografía había mostrado un quiste del plexo coroideo en el cerebro de la bebé por nacer. Pero descartaron el síndrome de Down. AmoMama te trae más detalles de su historia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

EL COMIENZO DE SU ODISEA

Cuando Zola tenía seis meses, Brittani notó que su pequeña no progresaba como los demás niños. Comenzó a sufrir de convulsiones cuando cumplió los dos años de edad.

Tras consultar a los médicos y descartar algunas afecciones, decidieron llevarla a un otorrinolaringólogo por una posible apnea del sueño.

El otorrinolaringólogo descubrió que las amígdalas de Zola estaban agrandadas y podían bloquear su respiración. Entonces sugirió extirparlas.

Cargando...

Publicidad

“Estábamos confiados. Sentimos que este iba a ser el final de sus convulsiones y problemas médicos. Que esta sería la cirugía para arreglar todo”, compartió la madre.

Sin embargo, las cosas no mejoraron y fueron cuesta abajo a partir de ese momento. Más de una semana después de la cirugía, los padres de Zola notaron que tenía sangre en la boca.

UNA ENFERMEDAD POCO COMÚN

Más tarde descubrieron que había tenido una hemorragia y necesitaba una transfusión de sangre de emergencia. “No estaban seguros de lo que estaba pasando”, agregó Tomic.

En ese entonces, los médicos le notificaron a la madre que los niveles en la sangre de la niña estaban muy bajos. Le aseguraron que harían todo lo posible para salvarla. Afortunadamente, Zola sobrevivió y fue enviada a casa unos días después.

Cargando...

Publicidad

Cuando tenía tres años, los médicos le diagnosticaron síndrome de Ehlers-Danlos. Se trata de una enfermedad poco común que afecta la conectividad de los tejidos del cuerpo.

Cargando...

Publicidad

Según Brittani, la condición de Zola hace que le salgan hematomas con facilidad y experimente dolor y fatiga. Aunque no pone en peligro su vida, puede tener complicaciones graves.

LA EXPERIENCIA DE LA NIÑA

Si bien su familia se sintió aliviada al saber qué le pasaba a la pequeña, algo los sorprendió cuando la niña se sinceró sobre su enfermedad.

“La estaba preparando, y ni siquiera habíamos hablado de algo relacionado con Dios de antemano [...] ella simplemente preguntó: ‘¿Cuándo podré ver a Dios de nuevo?’”, relató la madre.

Sorprendida, Tomic le preguntó a su hija cuándo vio a Dios, a lo que Zola respondió: “La noche que morí”. Según le dijo la niña de seis años, Dios la había abrazado y todavía le hablaba.

Cargando...

Publicidad

Curiosamente, durante su estadía en el hospital, las máquinas nunca revelaron que su corazón hubiera dejado de latir. Esto hace sospechar a la madre que su hija pudo haber tenido una experiencia cercana a la muerte.

Según contó Brittani, Zola le había dicho que Jesús “le agradeció por ser su amiga y por amarlo”.

Cargando...

Publicidad

Con todo lo que había sucedido, la madre sintió el llamado de iniciar una organización sin fines de lucro llamada Zola’s Zebras. A través de ella crearía conciencia y ayudaría a otros niños con el síndrome de Ehlers-Danlos.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para conocer más noticias de tu interés.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.