logo
Shutterstock
Shutterstock

Esposo deja a su pobre esposa con cuatro hijos tras ella enfermar terminalmente, pero la ayuda llega de un lugar inesperado - Historia del día

Georgimar Coronil
03 oct 2021
14:40

La vida está llena de giros inesperados. Me di cuenta de ello cuando mi marido me abandonó después de que enfermara gravemente. Sin embargo, tuve la suerte de que Dios me enviara ayuda desde un lugar inesperado.

Publicidad

"Podría ser una enfermedad terminal. Todavía no lo sabemos", le dijo el médico a mi marido, José. "Le recomiendo que ingrese a su esposa en el hospital lo antes posible".

José tomó mi mano entre las suyas. "No te preocupes, Aurora. Todo irá bien. Superaremos esto juntos, ¿de acuerdo?"

Mujer caminando con un bastón por el pasillo de un hospital. | Foto: Shutterstock

Mujer caminando con un bastón por el pasillo de un hospital. | Foto: Shutterstock

Por alguna razón, tenía el presentimiento de que las cosas no iban a salir bien. José y yo habíamos estado felizmente casados durante 10 años, pero recientemente, tenía esta inquietante sensación de que ya no le importaba nuestra relación.

Nos conocimos en una conferencia de trabajo y fue amor a primera vista entre nosotros. Después de nuestra boda, me pidió que dejara el trabajo de mis sueños para cuidar de la familia. "No te preocupes, Aurora, yo mantendré a nuestros hijos", me dijo.

Publicidad

Estaba tan enamorada de él que acepté encantada. Me centré en su carrera y en medio de mis cuatro embarazos, hice todo lo posible por ayudarle. José atravesaba momentos difíciles en esa época. Sin embargo, nunca me aparté de su lado.

Cuando finalmente logró establecer un negocio exitoso, me sentí feliz. Todos los sacrificios que había hecho por él me parecieron correctos. Después de todo, José lo hacía todo por nuestra familia. Pero estaba tan ocupada cuidando de la casa y la familia que me olvidé por completo de mí.

El último embarazo agotó todas mis fuerzas y mi belleza. José fue bastante elocuente al expresar su descontento por mi aspecto. "Haz algo por ti, Aurora. Ve a un salón o algo así. Te ves demasiado vieja para tu edad", me dijo una vez.

No estoy segura de si fue por todo el trabajo o por el constante estrés de que nuestra familia se desmoronara, pero mi salud empezó a deteriorarse. Debido a esto tuve que ser ingresada en el hospital. Al principio, mi marido me apoyó mucho y me aseguró que las cosas se arreglarían pronto.

Pero durante mi hospitalización, José nunca vino a verme. Pensé que estaba ocupado cuidando a nuestros hijos, pero lamentablemente no era así.

Publicidad
Mujer hablando por teléfono. | Foto: Pexels

Mujer hablando por teléfono. | Foto: Pexels

Un día, mientras volvía a mi habitación, tras unas pruebas, su madre me llamó inesperadamente. "Hola, Aurora. ¿Ya estás mejor?", me preguntó.

"Sí, señora Rivera", respondí. "Espero que me den el alta para este fin de semana. Espero que los niños no se lo hagan pasar mal a José. Nunca ha cuidado de ellos, así que estoy un poco preocupada por cómo lo está llevando todo".

"¿Qué?" La Sra. Rivera estaba sorprendida. "¿Sabías que no ha estado en casa en 5 días? Yo soy la que cuida a los niños. Creía que estaba contigo en el hospital. No respondía a mis llamadas, así que te llamé a ti".

Me quedé desconcertada. ¿Dónde estaba José? ¿Realmente nos había abandonado a los niños y a mí? ¿Se habían hecho realidad mis peores temores? Estaba aterrorizada.

Publicidad

Salí corriendo del hospital sin esperar los resultados de las pruebas, solo para encontrar que todas las cosas de José habían desaparecido. Llamé a su oficina para preguntar por él y me enteré de que había dejado de trabajar hacía una semana. Me hundí en el sofá, llorando.

Cuando me miré en el espejo ese día, me di cuenta de lo mucho que había cambiado. La mujer del reflejo, que antes era joven y atractiva, tenía ahora un rostro delgado, un cuerpo frágil y ojeras que cubrían la mayor parte de sus ojos.

Después de verme ese día, decidí dos cosas: En primer lugar, no me importaría que José decidiera dejarme porque yo no era atractiva para él. Mis hijos eran mi máxima prioridad, y haría cualquier cosa por ellos. La segunda era que no me rendiría pasara lo que pasara.

Sin embargo, ya sabes que la vida está llena de giros imprevistos. Cuando creemos que todo va a ir bien el destino decide ponernos a prueba. Y así fue.

Mujer con las manos en le rostro. | Foto: Pexels

Mujer con las manos en le rostro. | Foto: Pexels

Publicidad

El médico me llamó para decirme que los resultados de mis pruebas estaban listos. Por desgracia, me diagnosticaron esclerosis múltiple. Todavía no estaba en la fase avanzada, pero me aconsejaba que cuidara mi salud. De lo contrario, podría ser mortal.

El médico también me dijo que ya había informado a José de que podía padecerla, y fue entonces cuando todo empezó a cobrar sentido. Él me había dejado porque sabía que yo tenía una enfermedad terminal.

En este punto, no sabía qué hacer. No tenía trabajo ni dinero. Estuve a punto de rendirme, pensando que era un callejón sin salida y que mis hijos estarían en la calle sin nadie que los cuidara, pero entonces mi suegra se presentó en mi puerta.

"No te preocupes, Aurora. Lo superaremos. Deberías centrarte en conseguir un trabajo y cubrir las necesidades de tus hijos. Yo también te ayudaré. Así que anímate", me dijo.

Gracias a ella, no me rendí. Se llevó a los niños a su casa y los cuidó mientras yo buscaba trabajo. Pronto tuve ofertas, pero como tenía un vacío considerable en mi experiencia laboral, ninguna empresa estaba dispuesta a darme un puesto alto.

Publicidad

Trabajé duro y pronto conseguí un ascenso. Pensé que mi vida por fin estaba mejorando, pero entonces José volvió inesperadamente.

Mujer pensativa. | Foto: Pexels

Mujer pensativa. | Foto: Pexels

"No debería haberte dejado, Aurora. Me dejé llevar y salí con la hija de mi jefe porque era guapa y rica. Por favor, perdóname. Me echó de la empresa cuando se enteró de que estaba casado y saliendo con su hija", aseguró.

No quería aceptarlo de nuevo, pero temía que dañara mi relación con mi suegra. Así que decidí darle otra oportunidad, cosa que no debería haber hecho.

Un día, vi una llamada en el teléfono de José desde un número privado. Había dejado el móvil en casa y supuse que estaba usando el número de otra persona para llamar a casa y decirme que se había olvidado su celular, así que contesté. Pero cuando escuché la voz al otro lado de la línea, me sorprendió.

Publicidad

"Hola, cariño. ¿Dónde quedamos esta semana?", dijo la mujer de la llamada. Sí, José seguía engañándome.

Esa misma noche, también me enteré de que solo había vuelto conmigo porque quería traspasar la casa a su nombre y echarnos a los niños y a mí. Inmediatamente llamé a mi suegra y le conté todo. Para mi sorpresa, me dijo que no debería haberle dado a su hijo una segunda oportunidad.

Al día siguiente, nos visitó y arremetió contra José. Pero eso no fue todo. También lo echó de la casa y amenazó con entregarlo a la policía si lo veían por ahí.

Dos mujeres conversando. | Foto: Pexels

Dos mujeres conversando. | Foto: Pexels

Mientras escribo esto, quiero hacerles saber que mi salud aún no es perfecta, pero ha ido mejorando constantemente. A todas las madres que están leyendo esto, me gustaría decirles que no se rindan. Puede que tengan que enfrentarse a muchos obstáculos, pero al final, las cosas saldrán bien para ustedes y sus hijos.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La vida es un círculo, todo se regresa: José quiso abandonar a Aurora y a sus hijos, pero luego su madre le echó de casa.

A veces hay que morir un poco por dentro para renacer y resucitar: Aurora tuvo que pasar por varias dificultades, pero al final se convirtió en una mujer y madre independiente y fuerte.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Esta es una obra de ficción inspirada en la historia de un suscriptor y escrita por un redactor profesional. Los nombres, personajes, negocios, eventos e incidentes son productos de la imaginación del autor. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o hechos reales que hayan ocurrido es pura coincidencia. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi suegra me pide dinero por cuidar a mi nieto y un año después me ruega que la cuide a ella - Historia del día

14 de octubre de 2023

Vi a un pobre enseñando a mi hija a montar en bicicleta, un mes después dejé a mi marido rico por él - Historia del día

14 de septiembre de 2023

Mi adorable futuro hijo apareció en mi habitación al día siguiente de saber que yo era infértil - Historia del día

06 de septiembre de 2023

Cuidé de mi marido discapacitado durante 9 años, un día llegué temprano a casa y lo vi de pie - Historia del día

25 de octubre de 2023

Gasté todo el dinero ahorrado para mi operación en mi hijo adoptivo y luego me enteré de que tiene una herencia enorme - Historia del día

16 de septiembre de 2023

Juré quedarme soltero tras la muerte de mi adorable esposa, un día me enteré de que mis hijas no son mías - Historia del día

13 de septiembre de 2023

Mi esposo me dejó por estar "demasiado delgada" tras perder 90 kilos para quedar embarazada - Historia del día

05 de noviembre de 2023

Mi madre de 75 años se niega a mudarse a mi casa y suplica que la dejen en una residencia - Historia del día

05 de noviembre de 2023

Pareja de ricos adoptó a niño que nos negaron por ser pobres, hoy ese mismo chico me llama "mamá" - Historia del día

22 de septiembre de 2023

Tras años de búsqueda, una mujer encuentra a su padre en la residencia donde trabaja - Historia del día

27 de octubre de 2023

Mi único hijo me abandonó en mi momento más débil, decidí dejar mi herencia a un taxista - Historia del día

05 de septiembre de 2023

Señora mayor recibe llamada de una mujer que dice ser la hija que creía muerta al nacer hace 46 años - Historia del día

09 de agosto de 2023

Seguía a mi hijo después de encontrar cigarrillos en su escritorio, resulta que es un pandillero - Mi historia

29 de octubre de 2023

Maestra visita a niño que no iba a la escuela y se entera de que cuida solo de su hermana pequeña - Historia del día

04 de noviembre de 2023