logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Niño le ruega a policía que busque a Santa Claus y le entregue su carta de Navidad - Historia del día

Susana Nunez
01 ene 2022
16:35
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando Chris fue a la estación de policía, solo el oficial Daniel Pacheco lo escuchó. El niño quería que encontrara a Santa y le entregara su carta. El oficial prometió hacer todo lo posible y lloró cuando leyó la carta del niño. Luego le organizó una gran sorpresa.

Publicidad

“¿Ves, mamá? ¡Te dije que Santa era real y que la policía lo encontraría!", le dijo Chris a su madre mientras todos celebraban en casa. La mujer miró a su hijo y sonrió.

“Tenías razón, cariño. Santa es real", asintió la madre de Chris y también le sonrió al oficial Pächeco, agradeciéndole todo con solo una mirada.

Patrulla de policía en la nieve. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Unos días antes…

“¡Por ​​favor, que alguien me ayude! ¡Necesito ayuda!", gritó Chris al entrar a la estación de policía pocos días antes de Navidad.

"Chico, vamos, no puedes gritar aquí. Estamos todos ocupados", le dijo un policía a Chris. Pero el niño de 8 años estaba demasiado agitado y no lograba serenarse. Le pidió al policía que lo ayudara y el hombre se burló.

“Mejor dime el número de teléfono de tu mamá para que pueda venir a recogerte", agregó el oficial después de reírse de la solicitud del niño. Decepcionado, Chris empezó a caminar hacia la salida.

Publicidad

En ese momento, el oficial Daniel Pacheco entró y detuvo al niño. "¿A dónde vas? ¿Dónde está tu mamá?".

"Está en casa. Necesitaba algo urgente, pero aquí nadie me escucha”. Chris se sentía derrotado y su rostro lo demostraba.

El oficial Pacheco sintió pena por el niño y no quería dejarlo salir porque estaba nevando. "Está bien, cuéntame qué necesitas y prometo hacer lo mejor que pueda".

“Necesito que encuentres a Santa y le des esta carta. ¡ES URGENTE! ¡Es una cuestión de vida o muerte!", dijo Chris y le entregó el sobre dirigido al Polo Norte.

Niño en la nieve. | Foto: Pexels

Publicidad

El policía casi se ríe, pero el chico estaba tan serio que decidió seguirle el juego. “Ok. Me aseguraré de encontrar a Santa y de entregarle la carta. Déjame llevarte a tu casa porque tus padres deben estar preocupados”, sugirió el policía.

La madre de Chris le agradeció por llevar a su hijo de vuelta, ya que se había escapado. El oficial Pacheco se despidió con la mano y se olvidó por completo de la carta de Santa hasta la noche, cuando llegó a casa y comenzó a quitarse el uniforme.

“Cierto. La carta. Me pregunto qué tipo de regalos son ‘de vida o muerte’ para este niño”, pensó Daniel mientras abría el sobre. Casi de inmediato se le llenaron los ojos de lágrimas.

Publicidad

Chris no estaba pidiendo juguetes. El niño quería que Santa le diera prótesis auditivas nuevas a su hermana, Sandra, quien sufría de sordera. Las suyas apenas funcionaban. Pero hubo una parte en particular de la carta que le impactó.

Mi papá perdió su trabajo y dice que los nuevos audífonos son demasiado caros. Por favor, ayúdanos, Santa. Sandra es la mejor hermana del mundo y quiero que juegue conmigo. Aquí está nuestra dirección, teléfono y el nombre de mi mamá si necesitas llamarla.

¡Gracias, Santa!"

Daniel puso la carta en su mesita de noche y se secó las lágrimas. Se metió en la ducha e hizo el resto de su rutina nocturna. Pero su cabeza no dejaba de dar vueltas. “¿Qué puedo hacer con esta situación familiar? ¿Puedo ayudarles a conseguir audífonos nuevos para la niña?”, pensó mientras trataba de conciliar el sueño.

Publicidad

Hombre leyendo una carta. | Foto: Pexels

Su compañero, el oficial Hernández, notó su fatiga a la mañana siguiente. Daniel se disculpó y le contó sobre la carta del niño.

Publicidad

“Me pregunto si puedo hacer algo para ayudar. Pero no sé cuánto cuesta ese aparato. Apuesto a que el salario de un policía no alcanza", explicó, sintiéndose frustrado por todo el tema.

"¿Sabes que? Tengo una idea”, dijo el oficial Hernández. "Sé que puede no ser el mejor momento para pedir, pero bueno, tal vez este año hagamos algo diferente".

Entraron a la estación y hablaron con otros policías. Todos estuvieron de acuerdo en colaborar, y buscaron la información médica de la hermana de Chris. Tras hablar con el médico de la niña, supieron qué tipo de prótesis necesitaba y reunieron el dinero.

Lee más: Mi madre me abandonó por dinero, pero yo la perdoné cuando ella estaba hospitalizada - Historia del día

Publicidad

Era bastante cara. Los audífonos que necesitaba Sandra costaban alrededor de $4.000, pero todos en la estación estuvieron felices de donar a la causa.

Temprano en la víspera de Navidad, compraron las prótesis y el médico estuvo dispuesto a hacer la consulta e instalación gratuitamente. Ahora, solo tenían que decírselo a la familia de Chris.

"Está bien, vayamos a la casa de la niña a sorprenderla", dijo el oficial Hernández, pero el oficial Pachecho lo detuvo.

Policía. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Espera. Casi todos en la estación ayudaron, y también merecen la oportunidad de ver la felicidad de esta familia, ¿no crees?".

"Tienes razón. ¿Qué hacemos?", preguntó Hernández.

"¿Todavía tienes ese disfraz de Santa que usaste el año pasado?", preguntó Daniel con una sonrisa.

Unas horas más tarde, el oficial Hernández entró a la casa de la familia disfrazado de Santa Claus. Lo acompañaban todos los demás policías, quienes llevaron rosquillas, café, refrescos, bocadillos y mucha alegría para celebrar.

Los padres de Chris estaban gratamente sorprendidos. El niño no paraba de brincar y gritaba feliz porque la policía había encontrado a Santa.

Publicidad

Lee también: Novio le da increíble regalo a su novia: el chance de escuchar los latidos de su difunto hijo - Historia del día

"¡Lo encontraron! ¡Lo encontraron! ¡Oficial Pacheco, lo hiciste! ¡Encontraste a Santa!", gritó lleno de emoción.

“Sí, lo encontramos, chico. Y tenemos una gran sorpresa para ti, pequeña Sandra”, reveló Daniel y le mostró una caja a la niña. Contenía los audífonos que necesitaba desesperadamente.

Chris y Sandra gritaron emocionados y fueron directamente a agradecer a Santa, mientras los padres hablaban con los oficiales.

Niña con una prótesis auditiva. | Foto: Shutterstock

Publicidad

El regalo…

Cuando la emoción disminuyó, el oficial Pachecho se llevó a la madre de Chris a un lado y le explicó todo.

"Cuando leí la carta del niño, pensé que tenía que hacer algo, señora. Su médico ya ha aceptado hacer todo de forma gratuita. Espero que no haya sido demasiado intrusivo", explicó Daniel, esperando que la mujer no se sintiera ofendida.

"Por supuesto que no. Yo solo... no tengo palabras para expresar lo agradecida que estoy. Chris me contó sobre la carta cuando lo trajiste ese día. Tuvimos que sentarlo a él y a Sandra y aclararles que Santa no existe, pues no había forma de que pudiéramos pagar por el aparato este año. Ambos lloraron muchísimo”.

Publicidad

“Ver a mis hijos tan felices con Santa y el hecho de que mi hija tenga sus audífonos nuevos... es mágico. Es como si Santa realmente hubiera venido", murmuró la mujer llena de emoción.

Daniel sonrió y sus ojos se llenaron de lágrimas una vez más. Esto iba más allá de su labor como policía, pero ayudar a las personas a veces significa hacer más de lo que se nos pide.

Santa Claus. | Foto: Shutterstock

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La generosidad no tiene límites. El oficial Daniel Pacheco decidió hacer todo lo posible para ayudar a una familia en Navidad. Si todos pensaran como él, el mundo sería un lugar mejor.

Está bien que los niños crean en Santa. A veces, los adultos también necesitamos creer en él. Desafortunadamente, la familia de Chris tuvo que decirle la verdad porque no podían comprarle los audífonos a Sandra. Pero el oficial Pacheco llegó con el espíritu de la Navidad a su hogar, y hasta la madre de Chris volvió a creer en la magia.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Publicidad

Lee también: Niño exige juguetes caros para Navidad: llama "perdedores" a sus padres por no tener el dinero - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad