logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

El día de San Valentín, mujer le hace RCP a indigente y poco después descubre que se convirtió en millonaria - Historia del día

Vanessa Guzmán
02 mar 2022
18:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una enfermera en una cena romántica del Día de San Valentín realiza RCP a un hombre sin hogar que tuvo un ataque al corazón. A pesar de que su novio amenazó con dejarla, ella auxilió al indigente.

Publicidad

¡Mary estaba emocionada! Su novio Josué la había invitado a una cena romántica de San Valentín y tenía la sensación de que él estaba a punto de hacerle la gran pregunta.

Llevaba su vestido negro favorito y elegantes tacones altos, muy lejos de los cómodos zapatos bajos y de la bata que usaba para el trabajo. Mary estaba enamorada de Josué y pensó que ese podría ser el comienzo de la mejor noche de su vida. Nunca imaginó que todo podría salir mal.

Hombre sin hogar. | Foto: Shutterstock

Hombre sin hogar. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Su novio la recogió a las ocho de la noche en una limusina y se dirigieron al centro. Se emocionó cuando se detuvieron frente al edificio más alto de la ciudad, en cuya cima se encontraba un famoso restaurante. Mary respiró profundo.

"Solo lo mejor para mi amor", dijo Josué sonriendo y ayudó a Mary a salir de la limusina. El conductor se alejó del bordillo, entonces ella vio un movimiento extraño por el rabillo del ojo. Se giró y vio a un hombre apoyado contra la pared.

Estaba pálido y sudoroso y se masajeaba el hombro izquierdo y hacía una mueca. Mary caminó hacia él. "Señor, ¿se encuentra bien?", preguntó.

El hombre, que vestía ropa harapienta, abrió sus ojos azules e hizo un esfuerzo por sonreír. "Estoy bien, gracias", respondió y Mary se sorprendió por su hermosa voz y su acento educado.

Publicidad

Entonces, de repente, el hombre se derrumbó y Mary le gritó a Josué: "¡Llama al 911, este hombre está teniendo un ataque al corazón!".

Josué tomó su teléfono y Mary se arrodilló en el pavimento junto al hombre y trató de tomarle el pulso. Era irregular y débil, por lo que la enfermera comenzó las compresiones torácicas.

"Están en camino", le dijo Josué a Mary cuando colgó el teléfono. Luego frunció el ceño cuando vio que Mary inclinaba la cabeza del hombre hacia atrás para despejar las vías respiratorias. "¡Mary! ¡No pondrás tu boca sobre ese hombre!".

María lo miró. "¿Qué más puedo hacer, Josué? ¡No está recibiendo suficiente oxígeno!".

Publicidad

"Si le das respiración boca a boca a este vagabundo, NUNCA te volveré a besar", gritó. "¡Hemos terminado!".

Lee también: Meses después de ayudar a hombre sin hogar que perdió la memoria, mesera se hace millonaria - Historia del día

"Entonces supongo que hemos terminado", dijo Mary en voz baja. Y sin más preámbulos, comenzó a hacer el boca a boca con el hombre inconsciente. Josué se quedó allí durante unos minutos, luego, con un grito de indignación, le dio la espalda y se alejó.

Mujer haciendo un corazón con un estetoscopio. | Foto: Unsplash

Mujer haciendo un corazón con un estetoscopio. | Foto: Unsplash

Publicidad

Mary alternó las compresiones torácicas con la asistencia respiratoria boca a boca hasta que llegó la ambulancia. Luego se fue con él al hospital para ver cuál era su estado. En un momento abrió los ojos y le sonrió. "Ángel…" susurró y Mary tomó su mano.

El hombre fue trasladado al mismo centro de salud donde trabajaba Mary. Los médicos se llevaron rápidamente al indigente mientras Mary estaba en el vestíbulo con su vestido negro y tacones altos. "¡Feliz día de San Valentín para mí!", dijo con tristeza.

Fue entonces cuando uno de los administradores se acercó a ella y le preguntó por el hombre. “¿Quién es él? ¿Tiene seguro?”. Mary explicó que ella no sabía. “¿Quizá el hombre tiene una identificación en su billetera?”, preguntó la persona a cargo del trámite de ingreso.

Publicidad

Mary sacó la billetera del hombre de su ropa desechada. Su nombre era Jaime Bermúdez y tenía un número de teléfono con la anotación 'Mamá' en uno de los compartimentos de su billetera.

María llamó al número. "¿Hola?", dijo una voz fría y femenina.

"Buenas noches", dijo María. "¿Eres pariente de Jaime Bermúdez?".

"¿Jaime?". La mujer contuvo la respiración. "¡Es mi hijo! ¿Dónde está? ¿Qué ha pasado?".

"Lo siento, señora", dijo Mary. "Pero Jaime tuvo un ataque al corazón y está en el Hospital en cuidados intensivos".

Publicidad

"Por favor", dijo la mujer. "¡Espérame, estaré allí en media hora!".

Media hora más tarde, una mujer alta y elegante de unos sesenta años se apresuró al vestíbulo del hospital y se dirigió a la recepción. "Soy la madre de Jaime Bermúdez", dijo. "¿Cómo está mi hijo?".

Mujer con vestido negro. | Foto: Unsplash

Mujer con vestido negro. | Foto: Unsplash

Publicidad

Mary se acercó. "¿Señora Bermúdez? Soy la enfermera que acompañó a su hijo al hospital".

"¿Lo acompañaste?", preguntó la señora Bermúdez. "¿Eres su amiga?".

Mary sonrió. "Iba camino a cenar con mi novio cuando vi a su hijo tener un ataque al corazón, así que le di resucitación cardiopulmonar".

La Sra. Bermúdez agarró la mano de Mary. "Gracias por salvarle la vida". Fue entonces cuando llegó el doctor y les dijo que Jaime estaba consciente, pero que lo podían ver por un minuto.

Jaime estaba muy pálido y conectado a vías intravenosas, pero le dio a Mary una sonrisa radiante. "Ángel..." susurró, luego vio a su madre.

Publicidad

"¡Jaime!". La señora Bermúdez lloró. "¡Oh, cariño, perdóname! ¡Te extraño tanto! Sé que me equivoqué..." Pero él negó con la cabeza, tomó la mano de su madre y la besó. Luego cerró los ojos y se durmió.

Las dos mujeres salieron de la habitación y Mary pasó el brazo por los hombros de la señora Bermúdez. "Eché a mi hijo hace diez años porque se negó a hacerse cargo del negocio familiar. Quería ser artista...”

"Pensé que cambiaría de opinión y regresaría arrastrándose, ¡pero nunca lo hizo! Vi algunas de sus obras y eran fabulosas, pero parece que todavía está luchando por hacerse un nombre y abrir su camino..."

El médico le explicó a la Sra. Bermúdez que Jaime sufría de desnutrición a largo plazo y eso lo había llevado al ataque al corazón. "Su hijo necesita atención, descanso y buena alimentación, y es posible que se recupere por completo", dijo.

Publicidad
Mujer mayor tapando su rostro con sus manos. | Foto: Pexels

Mujer mayor tapando su rostro con sus manos. | Foto: Pexels

Y Jaime empezó a recuperarse. Mary pasaba por su habitación varias veces durante el día solo para ver cómo estaba y ver esa maravillosa sonrisa que iluminaba sus ojos azules cuando la veía.

Publicidad

Cuando Jaime estuvo listo para irse a casa, le dijo a Mary que estaba enamorado de ella. Mary tuvo que admitir que ella también se estaba enamorando de él.

Unos días después de que Jaime fue dado de alta, Mary se sorprendió cuando el gerente de su banco la llamó y le dijo que había recibido un depósito sustancial.

Cuando le preguntó a la Sra. Bermúdez, le dijo a Mary que quería agradecerle todo su cuidado y atención a su hijo. Jaime regresó a la casa de su madre y ella prometió respetar sus decisiones.

Pronto, la Sra. Bermúdez financió una exposición de las pinturas de su hijo en una importante galería de arte y, al final de la noche, Jaime era una estrella. Ahora podía permitirse comprar un estudio para él y le pidió a Mary que se casaran.

Publicidad

Lee también: Anciano millonario finge ser ciego para decidir quién heredará su fortuna - Historia del día

Un año después de conocerse, la pareja se dio el ‘sí, acepto’. Tuvieron una hermosa boda romántica el Día de San Valentín.

Recién casados. | Foto: Pexels

Recién casados. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nuestra primera obligación como seres humanos es prestar asistencia a los necesitados: El primer impulso de Mary fue ayudar, mientras que Josué estaba disgustado porque el enfermo era un indigente.

Muestre a todos los que conoce el mismo cuidado y consideración: Jaime no tenía hogar, pero todo lo que Mary vio fue a un hombre cuya vida estaba en peligro, por lo que hizo todo lo posible para salvarlo.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niña no deja entrar a nadie a su casa hasta que un viejo granjero se mete a la fuerza - Historia del día

24 de marzo de 2022

Hombre encuentra vieja foto de sus hijastros gemelos con otro niño que es idéntico a ellos - Historia del día

07 de mayo de 2022

Niño ayuda a pobre anciana con sus compras: su mamá recibe casa de $265.000 como recompensa días después - Historia del día

16 de mayo de 2022

Millonario se burla de pobre mujer con sobrepeso en avión hasta que oye la voz del capitán hablándole a ella - Historia del día

12 de febrero de 2022