logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Kate se sintió tratada "como una sirvienta" por William, quien nunca pensó en ella como "la indicada", según biógrafos

Guadalupe Campos
22 may 2022
16:35
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Kate Middleton y el príncipe William llevan casados más de una década. Sin embargo, su relación ha tenido muchos altibajos. Los duques de Cambridge siguen siendo una de las parejas más famosas del mundo hasta la fecha.

Publicidad

El primogénito de Charles y Diana de Gales tiene una historia de amor bastante peculiar, con muchos giros y vueltas. William y Middleton se conocieron en 2001 mientras estudiaban en la Universidad de St. Andrews en Escocia.

La pareja comenzó a salir poco después de conocerse. Sin embargo, mantuvieron su relación fuera del ojo público. La pareja, que llevó su relación con privacidad y cautela, se separó en 2007. Pero eventualmente se dieron cuenta de que eran el uno para el otro y volvieron a reunirse.

William y Kate en 2016. | Foto: Getty Images

Publicidad

El 29 de abril de 2011, William y Kate llegaron al altar de la Abadía de Westminster en Londres. Años después de su boda, la pareja sigue en pie, y el público no podría estar más encantado.

Los biógrafos reales Tina Brown y Andrew Morton han dado más información sobre la vida privada y la relación de William y Kate. Aquí hay más detalles.

CÓMO TRATABA WILLIAM A KATE

La relación de William y Kate se hizo pública en 2004, cuando fueron fotografiados juntos esquiando con un grupo de amigos en las pistas de esquí en Klosters en Suiza.

Los tortolitos dejaron a muchos hablando de lo que parecía un romance perfecto. Sin embargo, la relación del duque y la duquesa de Cambridge estaba lejos de ser perfecta fuera del ojo público.

Publicidad

En el libro "William & Catherine: Their Lives, Their Wedding", el escritor Andrew Morton, arroja más luz sobre la complicada relación de la pareja. Le dedica atención a la forma en que William trataba a Kate. Según cuenta el biógrafo real:

"Obstinado y de voluntad fuerte, William podría ser una presencia abrumadora, y a veces Kate se sentía dada por sentada, tratada como una sirvienta en lugar de su novia".

Aparte de esto, Morton reveló que los amigos de William y Middleton también confirmaron lo compleja que era esa relación. Choong, uno de los amigos de la pareja, confesó:

"Podía ser cortante con ella. A ella no le gustaba que él la ignorara y se pusiera a hablar con otro como si no estuviera allí. Él esperaba que Kate le anduviera atrás, y mientras más se conocían, más parecía tenerla con la correa corta".

Publicidad

El biógrafo real recordó un incidente que mostró lo tensa que era la relación de William y Middleton. Sucedió cuando William visitó "Purple", el club nocturno al lado del estadio de fútbol de Chelsea.

Kate Middleton y el príncipe William en 2010. | Foto: Getty Images

Publicidad

Según Morton, el duque fue visto bailando con numerosas jovencitas, ninguna de las cuales se parecía a Middleton. Sin embargo, nada de esto hizo que Kate se alejara de William.

Ella seguía siendo una novia "confiable y fiel", que sentía que el duque tenía suerte de salir con ella. "Tiene suerte de estar saliendo conmigo", le dijo Middleton a una de sus amigas.

WILLIAM NUNCA PENSÓ EN KATE COMO "LA ÚNICA"

Después de que su relación salió a la luz, Kate y su familia quedaron bajo escrutinio de la prensa. Se convirtieron en la comidilla de los medios, ya que no tenían vínculos con la nobleza.

Publicidad

Se reveló que cada vez que la duquesa entraba en un aeropuerto o en la estación de Paddington, los fotógrafos la injuriaban. Sin embargo, Middleton decidió responder al odio con educación.

Finalmente, unos meses más tarde, los padres de Kate alquilaron una casa en Perthshire durante las vacaciones para escapar del ojo público, y la duquesa siguió su ejemplo.

Lee también: Harry sintió que a Diana la "persiguieron hasta la muerte" cuando salía con un hombre que "no era blanco": temía que Meghan viviera lo mismo

Mientras los Middleton estaban en Escocia, William permaneció en Sandringham. Sin embargo, se esperaba que el duque pasara las vacaciones de Año Nuevo con su novia.

Publicidad

Entonces, la madre de Kate hizo los preparativos para la llegada de William, pero él nunca apareció. El príncipe dudaba sobre su futuro y decidió quedarse para conversar con su padre y a la reina Elizabeth sobre sus dudas.

Publicidad

Aunque estaban decepcionados, la reina y el príncipe Charles habían aconsejado a William que no se apresurara en nada. El príncipe de Gales, según se dijo, expresó que le parecía injusto exponer a Kate a tanto acoso de prensa a menos que el compromiso fuera inminente. Brown escribió:

"Es minimizar las cosas decir que a la reina le inquietaba el posible matrimonio".

Y

siguió

: "Tan severamente había querido que William estuviera seguro de que tenía a la mujer adecuada que había revertido cada regla tradicional de compromiso romántico real: les prestó cabañas para que se reunieran, los dejó vivir juntos antes del matrimonio en St. Andrews, e incluso les permitió permanecer juntos en Clarence Home".

El hecho de que William no se presentara afectó su relación. La prensa había estado esperando un compromiso, pero eso no ocurrió, y dejó a Middleton humillada. En marzo de 2007, la pareja parecía aburrida la una de la otra en las fotos.

Publicidad

Lee también: Kate Middleton esperaba reconciliarse con William en 2007: él la dejó por teléfono mientras ella estaba trabajando

"No hacía falta señalarle a William (aunque la prensa lo hizo) que estaba dejando de ser guay y perdiendo el pelo para convertirse en su papá", escribió Brown.

Una fuente admitió que la duda de William se debía a que "nunca pensó en Middleton como la elegida". "Él era demasiado joven para sentar cabeza y quería lanzarse a su carrera como oficial del ejército", añadió.

Por otro lado, el duque se quejó supuestamente de que "toda la diversión se había ido". No quería tampoco tener todo tan previsto. "Es difícil no empatizar con él. Todo lo demás en su vida había sido previsto desde su nacimiento", concluyó Brown.

Publicidad

Kate y William en una visita oficial en 2019. | Foto: Getty Images

RUPTURA TELEFÓNICA

La relación de William y Middleton encalló en 2007. William se había unido a la Caballería Doméstica de Windsor mientras la Duquesa estaba ocupada con el trabajo.

Publicidad

Los apretados horarios de la pareja los mantuvieron lejos, lo que finalmente llevó a problemas en su romance. También se rumoreaba que William había estado en relaciones con otras mujeres, y surgieron fotos para atestiguarlo.

Todas estas afirmaciones y revelaciones hicieron que Middleton se sintiera frustrada. Uno de sus amigos explicó que William no le estaba prestando suficiente atención.

Más tarde, la pareja sacudió la opinión pública con la noticia de su ruptura. En el libro "The Palace Papers: The Sunday Times Best Seller", la biógrafa real Tina Brown reveló los detalles de la ruptura de William y Kate.

Lee también: Meghan Markle quedó "decepcionada" tras conocer a Kate Middleton y darse cuenta de quién era: Kate la hizo llorar una vez

Publicidad

Brown reveló que la duquesa estaba trabajando en la oficina de Jigsaw cuando recibió una llamada de William. En lugar de darle esperanza a Kate sobre su futuro, el duque de Cambridge lanzó la bomba por teléfono: quería cortar la relación.

Middleton estaba tan devastada que dejó una reunión, fue al estacionamiento y empezó a caminar inquieta por el predio. Ella y William hablaron durante aproximadamente una hora.

Frustrada, Kate viajó a Bucklebury. Después, su madre la llevó de viaje a una exposición de arte en Dublín, donde la duquesa podía tomar fotos y distraerse un poco.

Publicidad

ESTRATEGIA DE KATE

Middleton estaba decidida a recuperar a su hombre después de su ruptura, por lo que ideó una "estrategia de regreso". "La duquesa planeaba pasar tiempo con la exnovia de su ex para poner a William paranoico" por su falta de celos.

A continuación, cambió su estrategia ante la prensa. Finalmente, a menudo se fotografiaba a sí misma haciendo las actividades mencionadas anteriormente. En poco tiempo, Middleton comenzó a implementar sus estratagemas.

Con la ayuda de su hermana, la duquesa comenzó a tomar fotos mientras se ponía trajes ajustados y reveladores. También se expuso a la mirada de los paparazzi. Las cámaras rodearon a la joven, que lucía mejor que nunca, y William se puso celoso.

Publicidad

"En junio, William empezó a darse cuenta de que su ex era tan buen partido como él. Bonita, con autoestima, y con un brillo de realeza, Kate podría haberse convertido en la esposa de un duque o de un multimillonario en un santiamén", explicó Brown en su libro.

Después de unas semanas, el plan de Middleton funcionó, y William vino suplicando a sus pies. "Ella resistió, saboreando su contrición, antes de finalmente aceptar una invitación", contó Brown. Fueron a un evento en el que ella apareció deslumbrante y sexy.

Publicidad

"Se decía que el heredero del trono la siguió toda la noche como un 'cachorrito perdido'", escribió Brown.

Apenas semanas después de la ruptura, William y Kate estaban juntos otra vez. El 1 de julio de 2007, durante el concierto de aniversario de la Princesa Diana en el Estadio de Wembley, la familia Middleton apareció en el sector dedicado a la realeza.

Lee también: La Reina rompió protocolo al invitar a Kate Middleton al almuerzo navideño aunque era "pareja no registrada": ella no aceptó

Después de que William le pidiera matrimonio, la relación del duque y la duquesa de Cambridge permaneció intacta y pasó al siguiente nivel en noviembre de 2010. Han estado casados durante 11 años y son padres cariñosos de tres niños.

Publicidad