logo
Foto de cama bien tendida. | Foto: flickr.com/william_mckeehan (CC BY-SA 2.0)
Foto de cama bien tendida. | Foto: flickr.com/william_mckeehan (CC BY-SA 2.0)

Policía visita a su madre y ve a un expresidiario en su cama - Historia del día

Vanessa Guzmán
07 mar 2023
01:00

Un día, un policía terminó su trabajo temprano y decidió hacerle una visita sorpresa a su madre. Cuando entró en la casa, se dio cuenta de que su mamá no estaba en casa. En cambio, encontró a un hombre desconocido durmiendo en la habitación de su progenitora.

Publicidad

La Sra. Boulton se sentó en el sofá de su sala a descansar después de que un gran dolor en sus rodillas la obligara a bajar el ritmo de su rutina. Minutos antes había estado de puntillas mientras limpiaba el gabinete montado en la pared de su cocina.

Vivía sola en su casa, donde décadas atrás resonaba la risa de su hijo cuando estaba en la escuela. Ahora, su único hijo, Louis, trabajaba como oficial de policía. Nunca tenía tiempo de visitar a su solitaria madre ni de llamarla para preguntarle cómo estaba.

Después de que el esposo de la Sra. Boulton falleciera hacía cinco años, ella no tuvo más opción que vivir sola en su pequeña casa. Hacía las reparaciones y compraba comestibles. La mujer mayor había aprendido a hacer todo de forma independiente. Nunca le pidió ayuda a nadie, ni siquiera a Louis.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Sin embargo, ahora sentía que su cuerpo envejecido no le permitía vivir de manera independiente. El dolor en sus rodillas había comenzado a molestarla mientras hacía tareas domésticas sencillas. Era hora de que le pidiera ayuda a su hijo, pero estaba segura de que no se molestaría en visitarla.

Publicidad

Se sentía triste cada vez que Louis se negaba a verla, pero también se sentía aliviada de saber que él amaba su trabajo y estaba contento con su vida.

Un día, la Sra. Boulton salía de su casa para ir al supermercado. Insertó la llave en el ojo de la cerradura de la puerta principal, la giró con la esperanza de que cerrara la puerta, pero la llave no se movió.

Se inclinó hacia adelante y trató de cerrar la puerta de nuevo sin éxito. "Parece que la cerradura de la puerta no funciona", dijo. "¿Qué hago ahora?".

En lugar de irse al supermercado, entró en su casa y se quitó el abrigo. Luego, sacó su teléfono de su bolso y buscó el número de Louis.

Publicidad

Entrecerró los ojos mientras buscaba el nombre de su hijo y presionó el teléfono contra su oreja, esperando que Louis respondiera su llamada.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Hola mamá!", dijo.

"¡Hola, cariño! Espero que no estés ocupado", respondió ella en tono de disculpa.

"Estoy en la estación de policía, trabajando en un caso crítico en este momento", respondió Louis con severidad.

"¡Oh, disculpa hijo!", respiró hondo. "La cerradura de mi puerta principal está atascada. Pensé que podrías venir a casa a arreglarla más tarde hoy".

"¡No, mamá! No puedo visitarte hoy. Me quedaré en la estación de policía hasta la medianoche".

"Pero, cariño, ¿puedes enviar a alguien más para arreglar la cerradura?".

Publicidad

"Mamá, hablaré contigo más tarde. No creo que pueda enviar a nadie a tu casa".

Lee también: Hijo no visita a mamá en 6 años: encuentra su casa vacía y su pastel favorito lleno de moho - Historia del día

"Pero, estaba pensando…". Louis terminó la llamada antes de que su madre pudiera completar su oración. Miró la pantalla de su teléfono y sacudió la cabeza con decepción. "¡Este chico nunca tiene tiempo para su madre! Tendré que buscar una solución por mi cuenta", dijo antes de dirigirse hacia la puerta principal.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Unos días después, la Sra. Boulton estaba organizando su armario cuando la puerta se aflojó repentinamente. Había tirado de la puerta para abrir el closet, pero la bisagra inferior se soltó y la puerta de madera quedó colgando.

"¡Oh, no!", exclamó y empujó la puerta hacia atrás para que no se cayera. Como su cama estaba justo al lado del armario, temía que la puerta se le cayera encima mientras dormía.

"¡Necesito llamar a Louis para arreglar esto!", dijo.

"¡Hola mamá!", dijo Louis al contestar la llamada.

"¡Louis! ¡Necesito tu ayuda!", comentó la mujer mayor con voz temblorosa.

Publicidad

"¿Qué pasó? ¿Está todo bien?".

"La puerta del armario se está cayendo y tengo miedo. ¿Qué pasa si me cae encima cuando esté durmiendo? Ya sabes lo pesada que es. ¿Podrías arreglarla? ¡Por favor!".

"Mamá, no puedo ir a tu casa esta noche, pero te visitaré mañana. Te lo prometo".

"¿Mañana?".

"Sí, mamá. Estoy trabajando en otro caso hoy".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Está bien", respiró hondo. "Te esperaré".

Al día siguiente, la Sra. Boulton preparó los refrigerios favoritos de su hijo porque esperaba que la visitara por la noche. Sacó las mejores bandejas de su gabinete de porcelana.

Él llegará en cualquier momento, pensó. Nunca imaginó que Louis no tenía la intención de visitarla. Esperó durante cuatro horas, pero no había ni rastro de él.

Agotada después de esperar a Louis, marcó su número, pero él no respondió ninguna de sus llamadas. “¿Por qué siempre me hace esto?”, se preguntó.

"¡Ay!", gritó la mujer mayor por el dolor unos días después, cuando la puerta dañada del armario se terminó de desprender y golpeó sus rodillas. Levantó la pesada puerta de sus rodillas y se quejó por el dolor.

Publicidad

Una vez que se recompuso, la señora mayor se puso de pie y buscó su teléfono. "¡Necesito arreglar esto lo antes posible!", dijo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Marcó el número de Louis y esperó a que respondiera.

"¡Hola mamá!", contestó.

"¡Louis!", ella lloraba de dolor. "¡La puerta del armario cayó sobre mis rodillas y ahora apenas puedo caminar! Me duele demasiado. Por favor, ven y arréglalo, cariño. ¡Por favor!".

"Está bien, está bien", respondió Louis. "Cálmate, mamá. Lo arreglaré el fin de semana, ¡lo prometo!".

"Será mejor que cumplas tu promesa esta vez, Louis", dijo su madre antes de colgar.

El viernes siguiente, Louis terminó su trabajo temprano, por lo que decidió visitar a su madre por la noche. Sin embargo, ella no estaba allí cuando llegó a su casa.

Publicidad

Como tenía un duplicado de las llaves de su casa, abrió la cerradura y entró. “Déjame ver qué armario necesita ser arreglado”, pensó Louis antes de dirigirse a la habitación de su mamá.

Sin embargo, Louis se congeló en seco cuando abrió la puerta del dormitorio. Vio a un hombre mayor durmiendo en la cama de su madre. "¿Quién eres?", gritó Louis.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Hola! Soy Michael", el extraño se despertó y entrecerró los ojos mientras miraba a Louis.

"¿Michael? ¡Sé quién eres!", dijo Louis. "¡Te envié a la cárcel por robar en una farmacia!".

Louis había arrestado a Michael en una farmacia hace dos años después de que el dueño lo sorprendiera robando. Louis tomó su caso y se aseguró de que el hombre fuera sentenciado a prisión.

Cuando los oficiales de policía estaban llevando a Michael a prisión, gritó el nombre de Louis en voz alta y dijo: "¡Te quitaré lo más preciado de tu vida! ¡Solo espera y observa!".

"¿Qué estás haciendo aquí?", le preguntó Louis a Michael, quien todavía estaba sentado en la cama de la Sra. Boulton. "¿Dónde está mi madre?".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¿Tu madre?". Michael miró a Louis confundido.

"¡La Sra. Boulton es mi madre, y tú estás en su cama!" gritó Luis. "¡Dime la verdad antes de que llame a mi equipo y te envíe de regreso a prisión!".

Publicidad

"¡Oye, solo vine aquí para reparar la puerta del armario! Tu madre me llamó para hacerle reparaciones en la casa", dijo Michael.

"¡No me mientas, Michael!", advirtió el oficial.

"Estoy diciendo la verdad. ¡Por favor, no vuelvas a llamar a la policía!", suplicó el hombre mayor.

De repente, Louis escuchó que se abría la puerta principal y vio a su madre entrar en la casa. "¡Mamá! ¿Dónde has estado?", le preguntó preocupado.

"¡Oh, Louis! No te esperaba, cariño", dijo. "Estaba en la tienda de comestibles".

Publicidad

"¿Qué está haciendo Michael en tu dormitorio?".

"¡Él es mi amigo, Louis! Le pedí que se quedara porque quería prepararle la cena".

"¿Pero cómo lo conoces?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Me ayuda a reparar las cosas de la casa. Arregló la cerradura de la puerta y la puerta de mi armario, Louis. ¡Es súper talentoso!".

Louis frunció el ceño después de escuchar la respuesta de su madre. "¿Cómo lo encontraste? ¿Él mismo se acercó a ti?", preguntó el hijo preocupado.

"¿Recuerdas a la Sra. Ronald? Ella vive al final de la calle", preguntó la señora Boulton.

"Sí", Louis asintió.

"Me dijo que Michael se había mudado recientemente a nuestro vecindario y estaba buscando trabajo. Inmediatamente lo contacté cuando supe que anteriormente había trabajado como constructor y estaba bastante familiarizado con las reparaciones de casas".

Publicidad

"¡Pero tú ni siquiera lo conoces, mamá!".

"Michael trabajó para muchos de nuestros vecinos antes de que yo lo contratara, Louis", le aseguró la madre a su hijo. "No hay necesidad de preocuparse por sus antecedentes".

Luego, la señora mayor entró a su cocina y comenzó a preparar la cena. "Ahora que estás aquí, por favor no te vayas sin cenar, Louis".

Unos minutos más tarde, la Sra. Boulton les sirvió la cena a Louis y Michael y se sentó con ellos a la mesa. "Louis, hay algo que quería decirte", dijo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Claro, mamá", respondió. "¿Qué es?".

"Michael y yo... estamos juntos", la Sra. Boulton miró al suelo y sonrió. "Él es mi novio".

Louis se detuvo mientras tomaba un bocado de la pasta que su madre había preparado. Sus ojos se agrandaron y miró a Michael antes de volverse hacia su madre. "¿¿QUÉ??".

"Sí. Eso es cierto, cariño", sonrió la Sra. Boulton.

Louis no le dijo nada a su madre en ese momento. Esperó a que Michael se fuera antes de contarle a su madre sobre el pasado de su novio.

"Mamá, ¿sabes que Michael es un exconvicto?", le preguntó. "Estuvo en prisión durante dos años. Lo atrapé robando en una farmacia".

Publicidad

"¿Qué?". La Sra. Boulton no podía creer lo que escuchaba. "Él nunca me habló de esto. Solo dijo que era un constructor".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Confía en mí, mamá", dijo Louis. "Tienes que alejarte de él".

Dado que Louis a menudo ignoraba sus llamadas y mensajes, la Sra. Boulton pensó que este era su intento de hacerla sentir sola. Ella pensó que su hijo estaba mintiendo y decidió confrontar a su novio al día siguiente.

"Quería hablar contigo sobre algo importante, Michael", le dijo. "¿Has estado alguna vez en prisión?".

Michael se miró los pies y asintió. "Es verdad", dijo. "Sabía que tu hijo te diría que me arrestó hace dos años".

La Sra. Boulton se sintió traicionada porque pensó que su novio le había contado todo sobre su pasado. Siempre pensó que podía confiar en él, pero ese ya no era el caso. Y ella no tenía intención de darle una segunda oportunidad.

Publicidad

"No quiero estar contigo, Michael", dijo con severidad. "Por favor, vete".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Pero ya no soy la misma persona, cariño", dijo Michael. "¡Te amo!".

Publicidad

"¡No quiero escuchar ninguna de tus mentiras! Por favor, vete", señaló ella hacia la puerta.

Más tarde esa noche, la Sra. Sutton llamó a Louis y le dijo que se había deshecho de Michael. Agradeció a su hijo por informarle sobre su pasado y se disculpó por no haber confiado en él antes.

Mientras tanto, Louis se sintió aliviado de que su madre no estuviera en contacto con el exconvicto. Para celebrar su pequeño logro, fue al pub local ese fin de semana, sin saber que presenciaría algo extraño.

En el interior, vio a Michael sentado en la barra del bar con la cabeza apoyada en ella. Parecía que estaba llorando, así que Louis siguió su instinto y se le acercó para preguntarle qué había pasado.

Publicidad

"¡Realmente amo a tu madre, Louis!", lloró Michael. "No soy quien crees que soy".

"¡Oh, por favor! ¡No quiero escuchar tus mentiras!", comentó Louis y puso los ojos en blanco.

"¿Sabes por qué robé medicamentos en la farmacia hace dos años?".

"¿Por qué?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Esas medicinas eran para mi esposa moribunda. No tenía dinero para comprarlas, así que robarlas era la única forma de salvarla", Michael se secó una lágrima de la mejilla. "Pero no pude salvarla".

"Lo siento mucho", Louis palmeó la espalda de Michael.

"Tu madre me recuerda a mi difunta esposa", dijo Michael. "Esa es la única razón por la que me encanta pasar tiempo con ella. Es tan dulce como ella".

Esa noche, después de escuchar y observar a Michael durante horas, Louis se dio cuenta de que los sentimientos del hombre por su mamá eran puros. No tenía malas intenciones y simplemente amaba pasar tiempo con ella.

Publicidad

Al día siguiente, Louis fue a casa de su madre y le contó sobre su conversación con Michael. "Me equivoqué, mamá", dijo.

"Pero, ¿Cómo puedo volver a confiar en él? ¿Cómo sé que no me está mintiendo otra vez?", dijo la mujer mayor, encogiéndose de hombros.

"Mamá, he estado trabajando con criminales durante años y puedo decir fácilmente quién está mintiendo", sonrió Louis. "Ese hombre está diciendo la verdad esta vez".

Más tarde esa noche, la Sra. Boulton invitó a Michael a su casa y le dijo que lo había perdonado por ocultar su pasado. Michael estaba en la luna y agradeció a Louis por contarle su historia a su madre.

Publicidad

Lee también: Hijo se entera de que pandillero visita a su anciana madre mientras él no está: regresa y no puede reconocer su casa - Historia del día

Mientras tanto. Louis se sintió feliz de que su madre finalmente encontrara a alguien en quien pudiera apoyarse. Se sintió contento sabiendo que ella no se sentiría sola y que Michael era la persona adecuada para estar a su lado.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • No juzgues a las personas por su pasado: Louis pensó que Michael era una mala persona porque era un exconvicto. El oficial de policía se arrepintió de haber juzgado a Michael en base a su pasado cuando supo por qué el hombre robó en la farmacia.
  • Pasa algún tiempo con tus padres: La Sra. Boulton se sintió sola después de la muerte de su esposo porque Louis rara vez la visitaba y nunca tenía tiempo de llamarla. No se sentiría triste y sola si él pasara más tiempo con ella.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited