logo
Mujer camina entre arbustos de rosas del jardín de la abuela | Fuente: Midjourney
Mujer camina entre arbustos de rosas del jardín de la abuela | Fuente: Midjourney

Abuela planta un rosal cada cumpleaños, pero tres años después de su muerte, su nieta encuentra tres nuevos arbustos - Historia del día

Jesús Puentes
02 jul 2024
08:00

La difunta abuela de María solía plantar un rosal cada cumpleaños. Cuando María volvió a casa de su abuela tres años después de su fallecimiento, se quedó asombrada al ver tres rosales nuevos de un tono rosado. ¡Alguien seguía plantándolos! Aquello fue solo el principio...

Publicidad

María empujó la puerta chirriante y entró en el jardín familiar, con el corazón henchido de nostalgia. La saludaron los aromas de la tierra fresca y los arbustos en flor, susurrándole recuerdos de los días pasados con su abuela.

A pesar de sus tres años de ausencia, el jardín florecía, sus caminos estaban despejados y los arbustos estaban podados como si un misterioso desconocido hubiera estado cuidándolos.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

De repente, los ojos de María captaron tres rosales nuevos, vibrantes contra el verde, enclavados en un rincón que antes había sido solo hierba y flores silvestres.

Su abuela tenía una tradición: todos los años, el día de su cumpleaños, plantaba un rosal nuevo en este jardín. María se quedó perpleja al ver estas nuevas incorporaciones.

Publicidad

"¿Quién las habrá plantado? Rastreó los pétalos de una rosa rosa, cuyo rocío brillaba bajo el sol de la mañana.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

La curiosidad la empujó hacia la casa de su vecino. A menudo se encontraba tumbado en su porche, Sam observaba el mundo pasar con un mínimo interés. Cuando María se acercó, la perezosa mirada de Sam se levantó de su periódico.

"¡Buenos días, María! De vuelta de tus viajes, por lo que veo", dijo Sam, con una sonrisa perezosa en la cara.

"Buenos días, Sam", respondió María, con tono curioso. "He visto que alguien se ocupaba del jardín mientras yo estaba fuera. ¿Sabes algo al respecto?"

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Sam se rascó la cabeza, su expresión no revelaba más que desinterés.

"Ah, ¿eso? Sí, viene un chico con una llave. Viene todos los años, justo por el cumpleaños de tu abuela. Planta un rosal nuevo".

María ladeó la cabeza, con el ceño fruncido.

"¿Un chico? ¿Sabes quién es? No he encargado a nadie que cuide del jardín".

"No", bostezó Sam, estirando los brazos. "El chico es tranquilo y no habla mucho. Solo hace lo suyo y se va. Pensé que quizá lo conocías, que lo tenías cuidando el lugar".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

La mente de María se llenó de preguntas. ¿Quién era aquel chico misterioso y por qué cuidaba el jardín de su abuela?

Publicidad

Era reconfortante y a la vez desconcertante. La conexión con el cumpleaños de su abuela sugería que no se trataba de un acto de bondad al azar.

"Gracias, Sam", dijo María, dedicándole una pequeña sonrisa mientras se marchaba. "Tendré que averiguar quién es este chico".

Su abuela siempre había dicho: "Cada flor tiene su cuidador, y cada cuidador tiene su historia". Había llegado el momento de descubrir la suya.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

***

La víspera del cumpleaños de su abuela, María observó discretamente quién podía venir al jardín. Se acomodó tranquilamente en el viejo banco de madera junto a la puerta del jardín.

Publicidad

Al salir el sol, entró en el jardín un chico joven con el pelo despeinado y mirada recelosa. Tendría unos trece años y era de complexión delgada. Llevaba en las manos un rosal joven, con las raíces cuidadosamente envueltas en arpillera.

María se quedó sin aliento al verlo. Tenía que ser el chico que había mencionado Sam. Dio un paso adelante cuando él empezó a cavar un pequeño agujero en la tierra. Sus movimientos se congelaron y por un momento pareció dispuesto a echar a correr.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

"¡Espera, por favor!", gritó María suavemente, sin querer asustarlo más. "Solo quiero hablar".

El chico vaciló, sus ojos se dirigieron hacia la puerta como si calculara su huida.

Publicidad

"Soy María. Mi abuela vivía aquí. Veo que estás plantando rosas nuevas. ¿Por qué lo haces?", se acercó ella.

Los hombros del chico se relajaron ligeramente.

"Le prometí a alguien que lo haría" -apretó contra su pecho una mochila pequeña y gastada. María vio una etiqueta con una dirección.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

"¿Es tuya?", preguntó señalando la mochila.

El chico asintió, y María supo que la dirección era la del orfanato local.

"Me llamo Tony", se presentó tímidamente.

"Tony", repitió María, sonriendo cálidamente. "He visto con qué cuidado cuidas el jardín. A mi abuela le habría encantado".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Tony levantó la vista, con una chispa de interés en los ojos.

"Tu abuela... era como una madre para mí", confesó. "Solía visitar el orfanato. La abuela nos contaba cuentos y nos traía galletas. Me hizo prometer que cuidaría de su jardín si ella... cuando no pudiera".

Conmovida por sus palabras, María sugirió: "¿Te gustaría que termináramos de plantar juntos el nuevo arbusto?".

***

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Mientras cavaban alrededor del nuevo lugar de plantación, su paleta golpeó algo duro. Desenterraron una pequeña cápsula de metal, oxidada pero intacta. Dentro encontraron un papel: era un testamento.

"'A quien encuentre esto'", leyó María en voz alta, "'y haya cuidado de mi jardín, que sepa que le estoy agradecida más allá de las palabras. Esto es para ti".

Su voz temblaba de emoción mientras miraba a Tony, que tenía la mirada fija en el testamento.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

"No sabía nada de esto", susurró Tony. "Solo quería cumplir mi promesa".

María sonrió: "Hiciste algo más que cumplir una promesa, Tony".

Publicidad

Mientras estaban allí sentados, absortos en su descubrimiento, Tony alargó la mano para tocar el rosal, pero accidentalmente se pinchó el dedo con una espina.

"¡Ay!", exclamó, dejando caer el testamento al suelo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

"Vamos a limpiarte", dijo María, conduciéndole rápidamente al interior de la casa.

Una figura sombría observaba desde detrás de la valla, con los ojos brillantes de codicia. En cuanto María y Tony desaparecieron en la casa, la figura se deslizó hasta el jardín, cogió el testamento y desapareció tan rápido como había aparecido.

Cuando María y Tony regresaron, el testamento había desaparecido.

Publicidad

"Estaba aquí mismo", dijo ella, escudriñando la zona frenéticamente.

A Tony se le desencajó la cara.

"¿Qué vamos a hacer?", preguntó, mirando a María con ojos grandes y temerosos.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

***

Tras descubrir que faltaba el testamento, María se apresuró a ir a la comisaría de policía local. La recibió un oficial severo que resultó ser primo de Sam. La escuchó mientras le explicaba la situación, pero se mostró escéptico.

"El testamento estaba allí, en el jardín, y luego desapareció", le dijo con frustración.

Publicidad

"El señor Sam Sparkson vive desde hace años en la casa de al lado, afirma que encontró el testamento y se ha ocupado del jardín", explicó.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

"Como has estado fuera desde la muerte de tu abuela y nadie más ha visto a ese chico del que hablas, es difícil creer en tu palabra y no en la de Sam. Además, conozco bien a Sam; es de la familia. Necesitamos pruebas irrefutables si vas a impugnar su afirmación de que es el cuidador".

María salió de la comisaría sintiéndose derrotada, con la mente acelerada en busca de una solución. No podía permitir que manipularan tan fácilmente los últimos deseos de su abuela. El jardín no era solo un trozo de tierra, sino un legado de amor y cuidado.

Publicidad

Reunió a los lugareños. Armados con herramientas de jardinería y varios de los rosales del jardín de su abuela, los aldeanos la siguieron hasta el patio de Sam.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

María se adelantó, con la mirada fija en Sam, que se enfriaba en el porche.

"Sam, ya que afirmas haber estado cuidando el jardín de mi abuela, por favor, enséñanos cómo plantas y mantienes estos rosales", le desafió, señalando las herramientas y las plantas que tenía delante.

Sam vaciló, con una gota de sudor resbalándole por la frente. Cogió una pala con manos torpes, sus movimientos inseguros y torpes.

La multitud observó en silencio cómo se acercaba a una maceta que contenía un helecho, no un rosal. Murmullos de incredulidad se extendieron por la multitud mientras cavaba alrededor de la planta equivocada.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

María se volvió hacia los espectadores.

"¿Parece obra de un jardinero?", preguntó en voz baja, con la respuesta clara para todos.

Justo entonces, Tony se adelantó. Con suave confianza, cogió las herramientas adecuadas y se acercó a uno de los rosales.

Los aldeanos se inclinaron mientras Tony manipulaba la planta con cuidado y pericia, sus acciones suaves y practicadas. Volvió a plantar el rosal en la maceta, y su técnica fue impecable y segura.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Publicidad

"Como puedes ver, Tony sabe exactamente lo que hace. Ha sido el verdadero cuidador del jardín de mi abuela", anunció María, con voz fuerte y clara.

La multitud estalló en apoyo, y sus voces se mezclaron en un coro de desaprobación hacia Sam.

"¡Dales el testamento, Sam! ¡Es lo justo!", gritó alguien desde el fondo.

Con un suspiro renuente, Sam sacó el testamento de su bolsillo y se lo entregó a María. Los aldeanos aplaudieron a Tony y elogiaron a María por su determinación.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Midjourney

"Gracias a todos. Esto no es solo una victoria para nosotros, sino para la memoria de mi abuela y sus deseos", se dirigió María a la multitud, con la voz cargada de emoción.

Publicidad

El apoyo de la comunidad no terminó ahí. Se reunieron en torno a María y Tony, discutiendo planes para mejorar los refugios locales y mantener el jardín como proyecto comunitario.

***

En el pequeño despacho del juzgado local, María estaba sentada frente a Tony. El juez acababa de firmar los papeles oficiales, y María era ahora la tutora legal de Tony.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

"Tony, ¿qué te parece si trabajamos juntos en el huerto y ayudamos a los centros de acogida, como hubiera querido mi abuela?", preguntó María.

A Tony se le iluminaron los ojos y esbozó una amplia sonrisa.

Publicidad

"¡Me parece estupendo, María! Podemos plantar más rosas y tal vez incluso abrir un huerto".

María se rió y asintió con entusiasmo.

"Me parece perfecto. También podemos plantar algunas verduras para ayudar a alimentar a la gente de los albergues. ¿Qué te parece?"

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

"Sería estupendo. ¿Podemos empezar este fin de semana?", Tony rebotó ligeramente en su asiento, ansioso.

"Por supuesto", confirmó María, con el corazón hinchado de orgullo y alegría. "Haremos un plan juntos. Será estupendo, no sólo para nosotros, sino para todos los habitantes de aquí".

Publicidad

Los lugareños se reunieron fuera cuando salieron del juzgado, aplaudiéndoles y vitoreándoles. María y Tony sentían que estaban preparados para crear juntos nuevas tradiciones.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Dinos lo que piensas de esta historia y compártela con tus amigos. Puede que les inspire y les alegre el día.

Si te ha gustado esta historia, lee esta otra: Corinne tenía una cita rápida. Frustrada por sus relaciones fallidas, observaba cómo los hombres presumían de sus mundos materiales uno tras otro. Pero el siguiente candidato llamó su atención. Le interesaba el mundo de Corinne. La intriga aumentó cuando este desconocido le propuso viajar juntos. Lee la historia completa aquí.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

"Podría ser la próxima Camilla": Belleza de Hollywood revela que el rey Charles estaba "muy interesado" en ella - ¿Quién es?

25 de abril de 2024

Madre joven se horroriza cuando otro niño aparece de la nada en la cuna de su bebé - Historia del día

13 de junio de 2024

Conductor de autobús encuentra a un niño abandonado en el asiento trasero que dice ser su hijo - Historia del día

24 de junio de 2024

Intenté darle una lección a mi anciana vecina después de que pisoteara mis flores y me robara el agua, pero fue más lista que yo

10 de junio de 2024

Linda hereda los relojes antiguos de su abuela y su codicioso hermano se queda con la casa, resulta que ella recibió casi 200 mil dólares - Historia del día

05 de junio de 2024

"¡Limpia mis zapatos!": El dueño de una tienda escucha a su hijo burlarse de un niño cuya abuela trabaja de conserje - Historia del día

11 de junio de 2024

5 historias de cómo ayudar desinteresadamente a desconocidos cambió para siempre la vida de las personas

25 de junio de 2024

Abuela fija fecha límite para que su nieta se case antes de que ella cumpla 70 años o quedará excluida del testamento - Historia del día

26 de junio de 2024

Bebé fue robado del hospital, 5 años después la mamá ve una cara familiar en el cementerio

26 de abril de 2024

Indigente reconoce a niño que pedía limosna para pagar el funeral de su madre - Historia del día

17 de junio de 2024

Niño halla viejo tubo en el ático de su abuela, el profesor de Historia lo abre y queda boquiabierto - Historia del día

26 de marzo de 2024

Mi hijo de 5 años empezó a evitar a su madre - Su razón me preocupó mucho, así que enfrenté a mi esposa

11 de marzo de 2024

Elegí un viejo álbum de fotos en lugar de $10.000 que mi abuelo me dejó en herencia — Su secreto cambió mi vida

22 de junio de 2024

Anciana deshereda a sus hijos tras oírlos discutiendo en la habitación del hospital - Historia del día

04 de junio de 2024