logo
Fuente: undefined

Mujer rusa se negó a visitar a un médico durante 41 semanas y en el parto sorprendió a todos

Ksenia Novikova
06 ago 2018
10:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

"Un milagro" fue presenciado por una madre rusa y el personal de un hospital.

Publicidad

Una mujer en Rusia, cuyo nombre no fue revelado, no confiaba en la industria de la salud ni en todo el sistema de salud ruso y se rehusó a visitar un hospital para hacerse los exámenes normales que las mujeres embarazadas deben hacerse durante el proceso.

Según informó Siberia Times, cuando tenía 41 semanas (10 meses y 1 semana) y la bebé no salía, sabía que algo andaba mal y finalmente decidió buscar ayuda médica.

En marzo de 2017, se registró en un hospital en Barnaul, Siberia Occidental. Tan pronto como los médicos examinaron a la madre y a la bebé, descubrieron que esta no creció en el útero de la mujer, sino en su cavidad abdominal.

Publicidad
Imagen tomada de:  YouTube.com / Наши Новости

Imagen tomada de: YouTube.com / Наши Новости

Según WebMD, en un embarazo normal, el óvulo fertilizado permanece en la trompa de Falopio durante alrededor de 4 días hasta que llega al útero, donde sigue creciendo y, 9 meses después, el bebé está lo suficientemente maduro como para nacer.

Publicidad

Sin embargo, los embarazos ectópicos ocurren cuando el óvulo fecundado permanece en la trompa de Falopio o en cualquier otra parte del abdomen.

En consecuencia, el proceso no se lleva a cabo normalmente y requiere un tratamiento de emergencia.

Dado que el abdomen no es la mejor área del cuerpo para que crezca un feto, las posibilidades de que un niño sobreviva a ese tipo de embarazo son extremadamente bajas.

Imagen tomada de:  YouTube.com / Наши Новости

Imagen tomada de: YouTube.com / Наши Новости

Publicidad

No obstante, la bebé rusa todavía estaba viva, por lo que los médicos rápidamente llevaron a la mujer al quirófano.

Después de que se realizó una cesárea de 2 horas de duración, los doctores presenciaron un milagro, ya que la niña estaba sana y era "perfecta". Pesó casi 9 libras (4 kg).

Orgullosamente, la madre llamó a su bebé Veronika, lo que significa 'victoriosa'. Su historia fue tan única que se volvió viral en Rusia y se está expandiendo hacia Europa y América.

Después de un parto tan traumático, la madre admitió que, si queda embarazada de nuevo, indudablemente buscaría atención médica desde el primer día.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Padres necesitan 75 pañales y 100 biberones cada día: dicen que sus hijos son "bendiciones de Dios"

18 de mayo de 2022

Embarazada se hace una ecografía: el médico hace silencio al ver que el bebé no está solo allí

03 de mayo de 2022

Mujer que sufrió abortos se despierta a diario con la risa de niños en su patio: sale y no ve a nadie - Historia del día

15 de mayo de 2022

Médicos dicen que salvar a bebés gemelas es una "pérdida de tiempo": mamá comienza a rezar para probar que se equivocan

12 de marzo de 2022