logo
Fuente: undefined

6 problemas vaginales comunes que toda mujer debería conocer

Valeria Garvett
19 jun 2018
22:36
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Las infecciones por hongos o de origen urinario indudablemente no son los únicos problemas que se pueden presentar en la zona pélvico-vaginal.

Publicidad

Desde bultos y dolores inexplicables hasta un flujo de color y olor extraño que podrían descontrolar tu vida si no le encuentras un diagnóstico y tratamiento rápido.

Prevention nos trae una recopilación de seis problemas comunes de la vagina que pueden surgir en una mujer y sus posibles causas, junto a la opinión de varios expertos.

1. Vulvodinia

El dolor crónico y duradero en la vulva (el área que rodea la vagina) que no es causado por una infección u otra afección médica se denomina vulvodinia.

Nadie está 100% seguro de qué lo causa, pero puede estar relacionado con hormonas, inflamación o problemas nerviosos, como una lesión o un aumento en la densidad de los nervios en la vulva.

Publicidad

Es posible que sienta un dolor punzante que aparece y desaparece, o que pueda tener ardor, picazón o incomodidad general. El dolor de la vulvodinia puede afectar al azar, pero hacer ejercicio, tener relaciones sexuales o usar ropa interior o ropa ajustada también pueden desencadenarlo.

Lo que se recomienda hacer en sospecha de vulvodinia o vestibulitis vulvar es consultar a su médico. La única forma de diagnosticar la vulvodinia es descartando otras posibles causas de dolor.

No hay una cura infalible, pero evitar cualquier cosa que parezca desencadenar molestias, como usar ropa ajustada o estar sentado durante demasiado tiempo, podría ayudar.

Publicidad
Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

2. Tricomoniasis

Usted puede echarle la culpa de esta enfermedad de transmisión sexual a un pequeño organismo llamado trichomonas vaginalis, dice Arlene Kelber, ginecobstetra del Hospital Universitario Stony Brook.

Publicidad

Puede que note una descarga espumosa y amarilla e irritación vaginal, o puede que tenga cero síntomas. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 3.7 millones de estadounidenses tienen esta enfermedad, pero solo alrededor del 30% de ellos presentan síntomas.

¿Qué hacer? Hable con su médico; este examinará su flujo vaginal para encontrar evidencia del parásito. La tricomoniasis se cura fácilmente con antibióticos, que su pareja sexual también deben tomar.

3. Vaginosis bacteriana

Esta difiere de otras infecciones porque no es causada por un invasor extraño. En realidad, es un crecimiento excesivo y un cambio en la composición de las bacterias que normalmente están presentes en la vagina, dice Kelber.

Publicidad

Nadie está seguro de por qué el equilibrio entre las bacterias "buenas" y "malas" se descontrola, pero las duchas vaginales, tener una nueva pareja sexual o parejas múltiples pueden jugar un papel. Puede notar síntomas desagradables como una secreción gris con olor a pescado.

La vaginosis es muy común y puede obtenerla independientemente de que sea o no sexualmente activa. Lo mejor siempre será ir al ginecólogo. Es importante asegurarse de que realmente tenga VB y no una infección por hongos o una infección de transmisión sexual.

Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

Publicidad

4. Bultos o protuberancias

¿Repentinamente sentiste que tenías algo anormal allá abajo? Podría ser algo tan simple como un cabello encarnado, o podría tratarse de una afección llamada Bartolinitis.

Tiene dos glándulas de Bartolino dentro de su vagina que secretan fluido lubricante, pero pueden bloquearse e hincharse (y algunas veces esa parte hinchada puede infectarse). Lo mismo puede suceder con otra glándula vaginal interna llamada glándula de Skene.

Ahora, si un vello encarnado es el culpable de su bulto, la aplicación de una compresa tibia debería funcionar. Pero si el área se agranda rápidamente, es muy dolorosa o se pone roja y sensible, es hora de ver a su médico porque podría estar infectado, dice Lindsay Appel, ginecobstetra de Baltimore.

Publicidad

5. Várices vulvares

Sí, se trata de venas varicosas pero en sus labios o en cualquier otro lugar de la región. Puede que sienta presión o hinchazón y malestar, u observar bultos azulados y venosos. Las várices vulvares ocurren con mayor frecuencia en el embarazo cuando el peso del útero, más el aumento del volumen sanguíneo, pueden hacer que la sangre se acumule en las venas. Estar de pie por mucho tiempo agrava el problema.

¿Qué hacer? Si está embarazada, levante las piernas y relájese tanto como pueda, dice Kelber. Con mucha frecuencia, estas desaparecen después del parto. La natación es otra buena manera de aliviar la presión del útero sobre las venas y mejorar el flujo sanguíneo. Las compresas frías ayudan.

Publicidad

Sin embargo, si no está embarazada, o el problema no desaparece cuando llega el bebé, consulte a su médico.

Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

Publicidad

6. Vaginismo

Si introducir algo en su vagina como un tampón, un espéculo durante un examen de rutina, o un pene le causa dolor, podría tener vaginismo. Se trata de una condición en la que cualquier penetración vaginal, o incluso la mera sugerencia de ella, hace que los músculos del piso de la pelvis y la vagina sufran espasmos y se contraigan.

Obviamente causa serios problemas sexuales; para algunas mujeres, el dolor y las contracciones hacen que las relaciones sexuales sean prácticamente imposibles. La causa no siempre es clara.

Lo primero que debe hacer es superar la vergüenza, y contar qué está pasando. Sin embargo, no siempre es una solución fácil: para algunas mujeres, es necesaria una combinación de terapia física y psicológica para llegar al fondo del problema.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Anciana que ha estado ahorrando por 40 años descubre que su cuenta bancaria está vacía - Historia del día

15 de mayo de 2022

Pareja se entera de que hijo adoptivo tiene dos hermanos perdidos y corren a buscarlos - Historia del día

22 de marzo de 2022

Joven viuda de un hombre rico descubre que él dejó herencia de $4,7 millones a desconocida de 81 años llamada Ana - Historia del día

13 de mayo de 2022

Abuelos echan a adolescente embarazada al frío: años después le piden ayuda - Historia del día

29 de marzo de 2022