Consultores de imagen revelaron qué cosas no debería usar una mujer después de los 30

Si ya alcanzaste los treinta es necesario saber que con la edad también viene la madurez, por lo que tu look también debería ser adecuado para esta nueva etapa de tu vida.

Muchas mujeres temen a la llegada de los 30 años, especialmente porque esta edad en realidad representa la plenitud de su adultez.

Es una edad en la que muchas se sienten preparadas para convertirse en madres o para decidir sobre lo que se quiere hacer o no en la vida o lo que busca en una pareja.

El cambio en la forma de ver la vida es muy radical y debería aplicarse a todos los ámbitos del día a día, especialmente en la forma de vestir.

Según AmericaTV  es tiempo de dejar atrás las prendas coloridas, pequeñas y llamativas y empezar a mostrar una imagen más sabia y elegante.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

En este día te brindamos los consejos de una experta en imagen y estilo, para que sepas cuáles prendas no debes usar una vez que alcances los 30 años.

Paula Balansky, asesora de imagen y personal shopper compartió sus consejos para elegir los atuendos que vayan acorde a la edad de la mujer.

Primero, la asesora aclaró que estos cambios no necesariamente implican perder la sensualidad y el buen gusto que todos deben tener.

Tal como lo declaró la famosa Carolina Herrera “No hay nada que envejezca más a una mujer que vestirse de joven”, según informó Soy Carmín.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

A continuación te mostraremos los 10 consejos de Balansky sobre las ropas y accesorios que debes evitar usar al cumplir los 30:

1.- Las camisetas con mensajes de joven rebelde, como por ejemplo “Odio a mi papá” o “No quiero estudiar”.

2.- Las sombras brillantes y los brillos en el pecho. Debes buscar un maquillaje más elegante y sobrio.

3.- Los “leggins” de telas muy finas y colores extravagantes. Si quieres usarlos, es mejor buscar aquellos de colores oscuros y gruesos.

4.- Las botas y zapatos con tela de peluche, especialmente si son de colores intensos.

5.- Las minifaldas o vestidos muy cortos tipo “babydoll”. Es mejor utilizar vestidos más elaborados.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

6.- Camisetas cortas que lleguen a la altura del busto y que muestran gran parte del abdomen. Es mejor utilizar con escote en v o con tirantes.

7.- Bisutería barata. Con el tiempo debes aprender a elegir accesorios que sean de mayor calidad.

8.- Los pantalones cortos o “hot pants”. Para usar estas prendes debes tener un trasero bien formado y piernas muy largas.

9.- Camisetas y suéteres con dibujos infantiles. Estos solo deberías usarlos como pijama.

10.- Tintes de cabello con colores extravagantes y llamativos.

Es hora de renovar el closet y desechar todas esas prendas que no te hacen lucir bien. Tener esto en tu armario no es la mejor opción después de los 30.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

La diseñadora Carolina Herrera, por ejemplo, es un ícono de la moda en todo el mundo y ella cuida mucho su estilo y las prendas que utiliza a diario.

La venezolana siempre ha impactado en el mundo de la moda por su sobrio y recatado estilo que además siempre está a la moda.

Ella respondió a esa pregunta tan incómoda que muchas mujeres se hacen: ¿Qué deberías dejar de usar después de los 30 para tener estilo?

No debes abusar de los colores neón

Estos colores son juveniles y divertidos y usarlos devuelve la vitalidad e incluso pueden influir en el estado de ánimo.

Sin embargo, después de los 30 años, elegir este color para usarlo en el día a día puede ser muy arriesgado.

Esto no significa que nunca puedas usarlo o que no sean ideales para accesorios o alguna prenda, sin embargo sobrecargarlo en tu atuendo puede ser muy abrumador.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

Aléjate de la joyería de fantasía

Desde pequeñas las niñas suelen coleccionar joyería llamativa y colorida, desde aretes y pulseras hasta collares, diademas y mucho más.

Tal vez en tu juventud no podías cubrir los gastos que implicaría comprar joyas reales y tenías que economizar un poco para lucir fabulosa sin gastar mucho.

Sin embargo, ahora que estas en la adultez, puedes darte algunos lujos y gastar un poco más que antes en artículos de calidad.

Para un atuendo más sobrio y elegante, recuerda que menos es más y no es necesario que utilices mil cosas a la vez para verte bien.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

Ten cuidado con el calzado

Las zapatillas tipo bailarinas, las botas Martens y las cómodas Converse son nostálgicas y no hay nada mejor que ellas, pero ya es hora de que dejes de usarlas.

Tus ocupaciones del día a día probablemente te exijan tomar en cuenta otro tipo de calzado, algo más formal pero no incómodo ni aburrido.

Olvídate de los petos

A menos que desees dar la impresión de estar atrapada en la adolescencia o en la década pasada, es mejor que dejes ir los petos.

A pesar de que son increíblemente cómodos, son propios de una edad en la que tú ya no estás, por lo que es mejor dejarlos de lado.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

No uses blusas ombligueras

Este tipo de prenda es conocida por aumentar la sensualidad en las mujeres. Pueden ser muy cómodas, frescas y bonitas, pero debes evitarlas luego de los 30.

Es muy probable que después de alcanzar los 30 no te sientas muy cómoda utilizándolas como en años anteriores.

No es porque no te agrade tu cuerpo, sino que has aprendido qué te queda bien y sabes que puedes lucir sensual con otro tipo de prendas.

Dile adiós a los shorts de mezclilla

Esto no se trata de lo corto que pueda ser, ya que ese no es un impedimento para usarlos luego de cierta edad.

Sin embargo, estos podrían quedarte mucho mejor si sustituyes la mezclilla con otro tipo de tela que no se vea tan casual.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

No abuses del maquillaje

Es muy importante que te cuides de no abusar del maquillaje. Un look sobrecargado y excesivo puede no ser muy favorable.

Has alcanzado una edad en la que sabes que eres hermosa de una manera natural y no es necesario recargar tanto tu maquillaje como una adolescente.

Siempre recuerda que mientras más elegante te veas, darás una mejor impresión a todo aquel que conozcas.

También debes tener en cuenta que nadie te debe prohibir hacer o utilizar ciertas cosas, pero es bueno entender que algunas prendas no favorecen en nada.

Mientras que existe ropa y accesorios que pueden ser utilizados a la edad que sea, existen muchos otros que solo luce bien en algunas edades.

Te aconsejamos que sigas estos tips si quieres darle un cambio completo a tu vida.