2 niños son hallados muertos porque sus padres embriagados decidieron cruzar un río crecido

Un par de pequeños de uno y dos años de edad murieron ahogados, como consecuencia de un intento fallido de cruzar un arroyo crecido por padres ebrios.

Como reporta Verídico Noticias en una reciente publicación en Facebook, en Villa Corzo, Chiapas, dos pequeños niños de apenas uno y dos años de edad perdieron la vida luego de ahogarse mientras sus padres, quien se cree se hallaban bajo los efectos del alcohol, intentaron cruzar un arroyo, el cual estaba crecido tras recientes lluvias.

Padres y niños fueron arrastrados por la poderosa corriente, aunque ambos adultos salieron ilesos del percance. Los niños, sin embargo, no fueron hallados sino hasta varias horas después, ya fallecidos. La tragedia aconteció una noche de sábado, cerca de la carretera que conecta a Villa Corzo y el Rancho La Ceiba.

El grupo iba a bordo de una camioneta verde doble cabina, cuyo chofer, Octavio de Jesús, tiene 23 años de edad.

El joven padre aparentemente habría estado conduciendo ebrio, junto a su esposa, Rosa Isela, de 22 años, también alcoholizada. En el asiento trasero iban Henry Yair, de dos años, y Octavio de Jesús Jr., de 1 año.

Rumbo a su hogar pasaron por un arroyo típicamente pequeño, pero que recientes lluvias habían alimentado hasta alcanzar una peligrosa intensidad. El chofer no se percató de la situación e intentó cruzar, tras lo cual el agua volcó la camioneta, arrastrándola más de 50 metros de distancia aguas abajo.

Los padres lograron salir a la superficie tras breves instantes, pero sus hijos fueron arrastrados por la corriente mucho más lejos. Minutos después, vecinos de la zona usaron un tractor y lazos para remover el vehículo del agua, pero no pudieron hallar a los niños.

Protección Civil, la Policía Municipal y la Comisión de Emergencia y Rescate colaboraron en la búsqueda. La madre, Rosa Isela, sufrió una crisis nerviosa en el interín. Tras horas de búsqueda infructuosa, para el domingo por la mañana las autoridades pidieron ayuda de campesinos, organizados en brigadas.

Pasadas las 10 de la mañana se halló el cadáver de Octavio de Jesús Jr, en el mismo arroyo, y pocos minutos después se encontró el cuerpo de su hermano mayor.

La familia ha quedado devastada por el accidente. No está claro si enfrentarán algún tipo de cargo por tomar decisiones bajo la influencia del alcohol que terminaron en la muerte de sus hijos, pero en cualquier caso, es claro que bastante han sufrido ya.

Su caso recuerda a la reciente y trágica muerte de Elijah y Elyssa Orejuela, mellizos que habrían cumplido 2 años de edad este mes de agosto. Ambos fallecieron ahogados tras un grave incidente en la guardería donde sus padres los habían dejado.

Su madre, Amelia Weiand, dice que tras su muerte, ambos se convirtieron en "héroes", al salvar incontables vifas con sus órganos. Al menos, es un poco de consuelo para la devastada familia.