Familia desconsolada hace súplica desesperada para mantener a hija de 9 años en soporte vital

El lunes, una corte de Texas otorgó a estos desesperados padres una semana adicional para buscar un centro de atención médica que aceptara cuidar a su hija enferma de cáncer.

Payton Summons, de 9 años, debía ser retirada del soporte de vida en el Cook Children Medical Center a la 1:20 p.m. de lunes, pero la nueva moción fue presentada por los abogados de la familia menos de una hora antes de que la orden de restricción temporal expirara.

La orden de restricción de la familia contra el Cook Children's Medical Center, que había mantenido a Payton con soporte vital desde finales de septiembre, expiraría este lunes, a menos que se presentase una nueva orden.

Los abogados que representan a los papás de la niña Tiffany Hofstetter y Joseph Summons, presentaron una moción más temprano ese día para extender el tiempo de Payton en soporte vital, indicó Star Telegram.

La corte, por su lado, estuvo de acuerdo con esos abogados, permitiendo a los papás identificar posibles opciones de traslado y tiempo para despedirse de Payton, de ser necesario.

El juez les dio a Hofstetter y Summons hasta las 6 p.m. del 22 de octubre para encontrar otro hospital o centro de atención médica donde la niña pueda recibir tratamiento.

"Quiero estar 125% seguro de que Payton ya no está, y en este momento no me siento así", dijo Tiffany Hofstetter.

El tribunal intentó establecer un acuerdo entre las partes, que indicaba que si los padres no habían encontrado un lugar adecuado para Payton en la fecha límite, estarían de acuerdo en permitir que el hospital realizara pruebas que determinarán si Payton tiene muerte cerebral.

El 25 de septiembre ya se había determinado que Payton tenía muerte cerebral cuando llegó al hospital, pero a los médicos se les prohibió realizar pruebas de confirmación puesto que para hacerlas, se habría requerido a los médicos que retiraran a la joven del soporte vital, violando la orden judicial emitida inicialmente.

Si se confirmara que Payton tiene muerte cerebral el lunes del 22 de octubre, los padres deberán permitir que el hospital retire el soporte vital a las 6 p.m. del mismo día.

Paul Stafford, uno de los abogados que representan a los padres de Payton, dijo a la corte que había dos médicos y posiblemente tres centros que podrían cuidar de Payton si ya no pudiese permanecer en Cook Children.

Ella padece cáncer y ha desarrollado un tumor que le ha cortado la circulación, según la informado proveída por Laura Copeland, una abogada que representa a Cook Children Medical Center.

El mes pasado, estaba pasando la noche con su abuela cuando de repente se despertó, gritó pidiendo ayuda y dijo que no podía respirar. Luego se desmayó.

Payton fue trasladada al hospital y los médicos establecieron un latido cardíaco, pero la colocaron en un ventilador porque ya no respiraba. Se confirmó que tenía muerte cerebral después de que una prueba.

En los días siguientes, el hospital se abstuvo de realizar el segundo examen de muerte cerebral, ya que la familia de Payton presentó una orden de restricción temporal contra el hospital para mantenerla con vida hasta que encontraran otro centro médico que pudiera llevar a su hija.

En una historia similar, un niño de 23 meses de edad que murió después de pasar más de un año en el hospital atrajo la atención de los medios.

A comienzos de este año, los padres de Alfie Evans habían estado luchando para llevar al niño a Roma para un tratamiento adicional, pero un tribunal dictaminó que su soporte vital podía ser apagado.

El niño fue admitido por primera vez en el Alder Hey Children's Hospital en Liverpool, en diciembre de 2016 después de sufrir convulsiones y había sido paciente en el hospital desde entonces.

Los padres de Alfie y el hospital se enfrentaron por lo que le pasaría al niño, quien había estado en un estado semi-vegetativo durante más de un año.

Sus padres dijeron que querían llevarlo a un hospital en Italia, pero Alder Hey los bloqueó y dijeron que continuar con el tratamiento "no era lo mejor para Alfie", afirma BBC.

Luego de ir a la corte y de que el hospital aclaró la condición médica del niño ante el juez, este tomó la decisión de que no prolongarían más su vida, por ser lo mejor para él.

Tener que despedirse de un hijo, siendo él o ella tan pequeño, es lo peor que le puede suceder a un padre. Un papá esloveno sabe bien lo que se siente que, de un día para otro, te arrebaten tu más grande felicidad.

Una fotografía de Senad Kardasevic despidiéndose de su hija de 2 años ha impactado las redes sociales y a un país entero.

Luego de un aparente abuso doméstico por parte de la madre de Arina Kardasevic y de su novio, la pequeña terminó gravemente herida en el hospital.

Arina estaba muy malherida, hinchada y con huesos rotos, lo que levantó sospechas entre el personal del hospital y rápidamente llamaron a la policía.

Imagen tomada de: Youtube/Newsmagazine.com

Imagen tomada de: Youtube/Newsmagazine.com

Los doctores del hospital hicieron todo lo que estaba a su alcance para mantener a Arina con vida, pero lamentablemente falleció dos días después, en compañía de su padre.

El hombre se sentó a su lado y le dio un beso de despedida cuando la preciosa niña dio su último respiro.