Hombre escapa por poco a un horrible accidente tras sobrellenar el neumático de su auto

Cuando no se sabe hacer algo, es mejor buscar ayuda. La impericia puede generar accidentes graves que incluso pueden causar la muerte.

Un sujeto corrió con suerte y sufrió solo heridas leves al estallar una llanta de su auto en el momento en que la llenaba de aire. Tal vez le quedaron pitando los oídos y quedó con jaqueca, pero pudo haber sido peor, pues a veces este tipo de percances pueden ser fatales.

El hecho ocurrió el pasado 9 de octubre en la localidad de Chevy Chase, Maryland, EEUU, de acuerdo con la descripción colocada en un video del estallido grabado por Chris Bunting y publicado en YouTube.

En el clip tomado desde una ventana se observa al hombre agachado junto al neumático delantero derecho, el cual inflaba con la manguera de presión. Bunting notó que estaba tardando mucho e intuyó que algo andaba mal. Entonces comenzó a filmar.

Fuente: YouTube/ViralHog

Fuente: YouTube/ViralHog

"Nos habíamos dado cuenta de que este hombre había llenado el neumático del pasajero delantero por más de dos minutos. Mi colega y yo nos preguntábamos qué demonios estaba haciendo este hombre. Y luego, boom, el neumático explotó justo delante de su cara”, contó Bunting en YouTube.

Fuente: YouTube/ViralHog

Fuente: YouTube/ViralHog

“Fuimos a ver si el hombre estaba bien y recibió heridas leves. Publiqué esto en Facebook como un anuncio de servicio público para que las personas sepan que deben prestar atención cuando hagan algo en un vehículo", añadió.

A pesar de los daños ocasionados al carro y las lesiones menores que sufrió, el neófito individuo puede decir que tuvo suerte, pues estos accidentes pueden provocar laceraciones profundas y afecciones en los ojos y los oídos, además de la muerte.

Mira el video del estallido a continuación:

UN CASO FATAL

A principios de este año, la página The Epoch Times reportó el fallecimiento de un hombre a consecuencia de la explosión de un neumático de su camioneta en Azle, Texas, el 23 de diciembre de 2017.

De acuerdo con la publicación, que citó un informe de NBC 5, un niño en la casa de Ryan Hansen, de 39 años, le estaba entregando un medidor de aire en el momento del accidente.

"El hecho de que el hombre probablemente debería haber estado haciendo un doble salto mortal en su motocicleta y murió cuando aireaba sus neumáticos no tiene ningún sentido para nosotros", dijo un amigo de Hansen, Marc Humphrey, al canal de televisión.

El 26 de diciembre, los amigos y familiares de Hansen se reunieron en Bad Azz Burrito, su restaurante favorito, para celebrar su vida.

"Eso nunca debería pasarle a nadie que cambie su llanta", dijo Humphrey. "No se parece a nada que haya visto nunca. No tiene sentido para mí. Tengo miedo de airear el neumático de mi hija en este momento".

Un cibernauta compartió su experiencia con la explosión de un neumático.

“Tuve una llanta en una casa rodante que estalló conmigo en 2010 (…) No es una buena experiencia”, escribió Bill Price.

Y aconsejó llevar una protección total para los ojos cuando ventile cualquier llanta. "Use un dispositivo remoto con un mandril de bloqueo y luego mantenga un mínimo de 25 pies entre usted y el neumático", añadió.

Luego agregó que las explosiones de llantas son "mucho más comunes” de lo que la gente cree.

Y los accidentes por descuido y distracciones también, como el que le ocurrió a un camionero en Indiana, EEUU, que estrelló y volcó el pesado vehículo de carga que conducía en la autopista, por tratar de matar un insecto volador que entró por la ventanilla.

Aunque no hubo muertos ni heridos, la colisión provocó el cierre de la importante vía durante varias horas. Conozca los detalles aquí.

Artículos relacionados
Jan 21, 2019
Horrible accidente en el túnel de Sinesio Delgado cobró la vida de un hombre joven
Feb 12, 2019
Fingía ayudar a una mujer que tuvo un accidente de auto, pero en realidad la estaba robando
Dec 17, 2018
Mujer sobrevive milagrosamente seis días atrapada dentro de su automóvil tras horrible accidente
Jan 19, 2019
Príncipe Philip, 97, perturbado tras volcar su auto en accidente con una mamá y bebé de 9 meses