28 de marzo de 2019

Dos perritos malnutridos y deshidratados fueron rescatados tras días encerrados en auto

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

En un barrio del distrito Usera, en la capital española de Madrid, dos perritos fueron hallados en terribles condiciones tras pasar días encerrados en un auto, abandonados a su suerte.

Según ha reportado la Policía de Madrid por medio de su cuenta de Twitter, una persona no identificada recientemente abandonó a un par de perritos encerrados en un auto, sin agua ni comida, por un espacio de días.

Todo ocurrió en el barrio madrileño de San Fermín, en el distrito de Usera. Los animales son de razas consideradas potencialmente peligrosas, y estaban en un vehículo cerrado por completo y con los vidrios arriba. Las autoridades están en búsqueda del presunto autor de este doble hecho de maltrato animal.

Publicidad

Barrio de San Fermín, Madrid. Fuente: Wikimedia Commons

Por fortuna, a eso de las 2:20 de la tarde, un grupo de agentes realizaba patrullaje preventivo en la zona cuando se percataron del vehículo y de sus pobres ocupantes.

Publicidad

Los perros hallados son un adulto, de nombre Kongo, de raza Dogo Argentino cruzado con American Stanford, y su cachorro de menos de un año.

Uno de los perros, antes de ser rescatado. Fuente: Twitter/Policía de Madrid

Publicidad

Ambos animales lucían delgados y desnutridos, mostrando señales de hambre y deshidratación. El pequeño vehículo estaba cubierto de vómito y heces.

Según los vecinos de la zona, el auto llevaba días estacionado en esa calle, a pleno sol y sin ningún tipo de ventilación para el calor del día ni cobijo para el frío de la noche.

El otro perro, ya tras ser rescatado. Fuente: Twitter/Policía de Madrid

Publicidad

Los oficiales se pusieron en contacto con la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal. Este despacho intentó utilizar el chip del animal para rastrear a su dueño, pero el individuo no pudo ser localizado.

Los perritos por los momentos han sido trasladados a SEVEMUR (Servicio Veterinario Municipal de Urgencias de Madrid). La policía ha iniciado una investigación por presunto maltrato animal.

En otro conmovedor caso, un perrito abusado hallado con la boca sellada con cinta aislante fue adoptado por la policía. Cuando lo encontraron en febrero vagando por las calles estaba hambriento, deshidratado, sofocado y con heridas sangrantes. Hoy es un orgulloso agente del alguacil del condado.

Publicidad