logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

28 de agosto: Día de San Agustín de Hipona, el doctor de la Iglesia católica

Georgimar Coronil
28 ago 2019
13:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El “Doctor de la Gracia” fue uno de los más grandes pensadores del cristianismo en el primer milenio de la historia de la humanidad.

Publicidad

San Agustín nació el 13 de noviembre del año 354 en Tagaste, una antigua ciudad en el norte de África, situada en Numidia, una de las provincias del Imperio romano.

Su padre, llamado Patricio, era un pequeño propietario pagano y su madre, la futura santa Mónica, fue conocida por su piedad y bondad, además de su calidad de madre abnegada y preocupada siempre por el bienestar de su familia.

Pintura de San Agustín en la iglesia de Agustín Viena.| Fuente: Shutterstock

Pintura de San Agustín en la iglesia de Agustín Viena.| Fuente: Shutterstock

Publicidad

Mónica le enseñó a su hijo los principios básicos de la religión cristiana. Sin embargo, durante su juventud San Agustín llevó una vida libertina.

A los dieciocho años, tuvo su primera concubina y con ella trajo al mundo a su hijo Adeodato. Durante esa época se aficionó al teatro y otros espectáculos públicos, también cometió algunos robos.

Fue este estilo de vida el que lo hizo renegar del cristianismo y su primera lectura de las Escrituras lo decepcionó tanto que acentuó su desconfianza hacia una fe impuesta y no fundamentada en la razón.

Fresco de San Agustín en la cúpula de la iglesia Basílica María Auxiliadora de Giuseppe Rollini.| Fuente: Shutterstock

Fresco de San Agustín en la cúpula de la iglesia Basílica María Auxiliadora de Giuseppe Rollini.| Fuente: Shutterstock

Publicidad

Su manera de ver el mundo, lo llevó a adentrarse en el estudio de la filosofía, donde por algún tiempo se sintió a gusto.

No obstante, en ella nunca encontró respuesta a sus inquietudes por lo que finalmente abrazó el maniqueísmo, pensando que en este sistema encontraría el modelo que necesitaba para regir su vida.

Por varios años siguió esta doctrina, pero al igual que en ocasiones anteriores la abandonó al considerar que era simplista y apoyaba la pasividad del bien ante el mal.

Fresco de San Agustín en la iglesia del monasterio en Klosterneuburg.| Fuente: Shutterstock

Fresco de San Agustín en la iglesia del monasterio en Klosterneuburg.| Fuente: Shutterstock

Publicidad

Inmerso en una gran frustración personal, decidió mudarse a Roma, allí gracias a su amigo y protector Símaco, quien era el prefecto de la ciudad, fue nombrado magister rhetoricae en Mediolanum, la actual Milán.

Fue en este sitio en donde se produjo la última etapa antes de la conversión de Agustín al cristianismo.

Comenzó a asistir como discípulo a las misas del obispo Ambrosio, y quedó sorprendido por sus homilías y su gran corazón.

San Agustín de Hipona.| Fuente: Shutterstock

San Agustín de Hipona.| Fuente: Shutterstock

Publicidad

Fue Ambrosio de Milán quien le hizo conocer los escritos de Plotino y las epístolas de Pablo de Tarso y a través de estos se convirtió al cristianismo.

El obispo le dio la clave para interpretar el Antiguo Testamento y encontrar en la Biblia la fuente de la fe.

En el año 385 Agustín finalmente llevo a cabo su conversión al cristianismo y un año más tarde se dedicó al estudio formal y metódico de las ideas de la religión.

Fresco de San Agustín y su madre Santa Mónica en la Basílica de San Agustín.| Fuente: Shuttertsock

Fresco de San Agustín y su madre Santa Mónica en la Basílica de San Agustín.| Fuente: Shuttertsock

Publicidad

En esa época decidió retirarse con su madre y unos compañeros a Casiciaco, cerca de Milán, para dedicarse por completo al estudio y a la meditación.

Tiempo después decidió regresar a África, pero antes de embarcarse, su madre murió en Ostia, el puerto cerca de Roma.

Cuando llegó a Tagaste, Agustín vendió todos sus bienes y el producto de la venta lo repartió entre los pobres. Se mudó con unos compañeros a una pequeña propiedad para vivir en austeridad.

Pintura de San Agustín hecha por Lucas II Franchois de Jonge.| Fuente: Shutterstock

Pintura de San Agustín hecha por Lucas II Franchois de Jonge.| Fuente: Shutterstock

Publicidad

En 391 fue ordenado sacerdote en Hipona por el anciano obispo Valerio, quien le encomendó la misión de predicar entre los fieles la palabra de Dios, tarea que San Agustín cumplió con fervor y le valió gran renombre.

San Agustín predicó y escribió incansablemente, presidió concilios y resolvió los problemas más diversos que le presentaban sus creyentes.

Tras la muerte de Valerio, hacia finales del año 395, Agustín fue nombrado obispo de Hipona y desde este pequeño pueblo de pescadores logró proyectar su pensamiento a todo el mundo occidental.

Estatua de San Agustín.| Fuente: Shutterstock

Estatua de San Agustín.| Fuente: Shutterstock

Publicidad

Ya como obispo, escribió libros que lo posicionan como uno de los cuatro principales Padres de la Iglesia.

Entre sus obras más destacadas se encuentran: Soliloquios, Confesiones y La ciudad de Dios, que son extraordinarios testimonios de su fe y de su sabiduría teológica.

San Agustín falleció en Hipona el 28 de agosto de 430 durante las invasiones bárbaras, en las que su ciudad fue sitiada por los vándalos de Genserico.

Tumba de san Agustín en la basílica de San Pietro in Ciel d'Oro, en Pavía.| Fuente: Wikipedia

Tumba de san Agustín en la basílica de San Pietro in Ciel d'Oro, en Pavía.| Fuente: Wikipedia

Su cuerpo fue trasladado a Cerdeña y posteriormente a Pavía, a la basílica de San Pietro in Ciel d'Oro, en donde reposa hasta el día de hoy.

San Agustín fue proclamado doctor de la Iglesia por el Papa Bonifacio VII en 1298 y se le otorgó este título gracias al extraordinario valor de sus escritos.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Obispo lleva a su hija embarazada al hospital: no sabe que sus nietos pronto se quedarán sin mamá

18 de mayo de 2022

Hijo que no visitó a su madre durante años llega y ve su casa destruida - Historia del día

06 de marzo de 2022

Niño que perdió la fe tras la muerte de sus padres va a iglesia en busca de ayuda por primera vez en años - Historia del día

03 de febrero de 2022

Joven viuda de un hombre rico descubre que él dejó herencia de $4,7 millones a desconocida de 81 años llamada Ana - Historia del día

13 de mayo de 2022

Hombre va a casa de sus difuntos padres tras 30 años y encuentra a indigente con su misma marca de nacimiento - Historia del día

07 de abril de 2022

Anciano deja todas sus propiedades a joven esposa: nieta solo hereda un viejo granero - Historia del día

05 de abril de 2022

Hombre se divorcia tras el nacimiento de su 5ta hija: accidentalmente ve a su exesposa años después - Historia del día

09 de abril de 2022

El día de San Valentín, señora que casi no reconoce a sus hijos se encuentra con el hombre que perdió hace 56 años - Historia del día

06 de marzo de 2022

Cada día, anciana llorosa espera en la parada del autobús y se marcha cuando el bus llega - Historia del día

09 de mayo de 2022

Mujer se sienta cerca del lago donde hermano se ahogó hace 2 años y ve a su perro salir del bosque - Historia del día

20 de abril de 2022

Niño huérfano halla mochila malograda en casa abandonada y se entera de que es de su madre desaparecida - Historia del día

04 de mayo de 2022

Madre anciana le pide a hijo que la visite: él lo hace 2 años después y encuentra una tumba en vez de su casa - Historia del día

21 de mayo de 2022

Años después de la muerte de artista, su hijo indigente encuentra una pintura suya en un basurero - Historia del día

25 de abril de 2022

Barbara Eden "no sabía nada" como para reconocer los signos de adicción en su hijo adolescente Matthew

21 de mayo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited