Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

16 de diciembre de 2020

Este niño da sus ahorros y hasta su bicicleta para regalar una cena de Navidad a quienes lo necesitan

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

A pesar de tener tan solo 11 años de edad, Séadna Boyle tiene un corazón muy grande y lo demostró al haber decidido vender una de sus preciadas posesiones para ayudar a otras personas.

Un pequeño da una gran lección de solidaridad tras decidir utilizar sus ahorros y vender su bicicleta para ayudar a personas necesitadas.

El niño de 11 años de edad llamado Séadna Boyle llevaba años guardando dinero, pero consideró que era hora de utilizarlo en algo bueno.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

El infante ya ha ayudado en años anteriores recaudando dinero con la venta de tarjetas y otros objetos navideños.

Sin embargo, este año no pudo hacerlo por la pandemia, así que optó por romper su propia alcancía de ahorros para ayudar a un banco de alimentos de South West Belfast que dará de comer a 39 familias de la localidad.

Cargando...

Publicidad

Como si esto ya no hubiese sido un gesto suficientemente hermoso, al darse cuenta de que con su dinero no podría armar las cestas de comida que tenía planeadas, rifó su bicicleta.

“Solo quería mejorar un poco el 2020 de las personas. Hay muchas familias que no pueden obtener mucho para sus hijos y quería mejorar un poco su Navidad”, manifestó el joven.

Cargando...

Publicidad

Séadna donó 149,44 kilos de comida, lo que ayudará a la misión del banco de alimentos de dar tres platos de comida al día durante tres días a las familias más necesitadas.

“Estoy muy orgullosa de él, no he dejado de llorar en dos días. Ha habido tantas personas que se han puesto en contacto por lo que ha hecho. La gente ha sido muy amable”, contó Leighann McGrath, madre del joven.

Cargando...

Publicidad

De acuerdo al medio Viralistas, el niño empezó a ayudar a otras personas luego del ejemplo que le dio su tía Anne Marie O’Neill, quien falleció hace dos años y solía hacer voluntariados.

Sin embargo, su pasión por ayudar no termina allí, pues según contó la madre de Boyle, su hijo quiere ser paramédico cuando sea adulto.

Sin duda, el pequeño se ha convertido en un gran ejemplo para el resto del mundo. Para leer otra hermosa historia de solidaridad, ingrese aquí.

Cargando...
Cargando...

Publicidad