Quique San Francisco rompe su silencio tras más de 40 días en la UCI: "Estoy desesperado"

Mayra
23 feb 2021
14:27
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Poca información se tenía tras la hospitalización de emergencia del comediante, quien sigue internado, aunque de momento fuera de peligro.

Publicidad

La salud de Quique San Francisco ha estado complicada desde la nevada que sorprendió a Madrid, semanas atrás. Débil, sin poder respirar bien ni mantenerse en pie, el artista debió pedir ayuda a un amigo policía para que lo trasladara al hospital.

Una vez en el Hospital Clínico de Madrid, los médicos procedieron a realizarle un test de covid-19, el cual dio negativo. 

Publicidad

El diagnóstico en ese momento fue una neumonía bilateral necrotizante, por lo que fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde lo intubaron y sedaron de inmediato.

El cuadro clínico de Quique se complicó. La infección afectó sus riñones y terminó con una septicemia, que afortunadamente respondió con antibióticos. Actualmente se encuentra fuera de peligro, pero aún confinado en la UCI.

Publicidad

“Estoy desesperado por salir de aquí (…) Ya en rebeldía, aunque me tratan como a un Rey y me tienen en palmitas. La situación se lleva con dignidad, pero no estoy muy contento”, expresó Quique con humor a ¡Hola!

Admite el comediante que en realidad se siente mucho mejor. En comparación con la ansiedad de los primeros días, ahora tiene mejor ánimo. Logra dormir, conversa con sus amigos por teléfono, se distrae con películas y música.

Publicidad

“Pendiente de los últimos cultivos y pruebas para saber cómo están respondiendo mis pulmones. Todavía no puedo andar y el respirador siempre está a mano", dijo San Francisco.

¿VIDA SANA CUERPO SANO?

En uno de esos absurdos de la vida, Quique cuenta en la entrevista que desde el inicio de la pandemia había hecho grandes cambios en su vida. Comenzó a alimentarse en forma más saludable, inició una rutina de caminatas diarias y dentro de lo posible había reducido el cigarrillo.

Publicidad

Eso no impidió que cayera gravemente enfermo, pero quizás sí fue determinante en el hecho de que 40 días después siga en la lucha por recuperar su salud y se encuentre fuera de peligro.

A San Francisco le resulta innegable que los abusos por el consumo de drogas han dejado huella en su organismo, a pesar de que hace años que no las utiliza. Admite su error y solo confía en poder tener una nueva oportunidad.

Publicidad