Medios

10 de junio de 2021

La crónica de una esposa y el dolor de cuidar a su esposo con Alzheimer temprano

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Para esta mujer, es sanador hablar de su experiencia como la cuidadora de su esposo mientras su mente se pierde por el Alzheimer. Ella encuentra apoyo en personas que entienden lo que está viviendo.

Si bien la vida de Peter y Lisa Marshall era bastante normal, pequeños indicios les hicieron sentir que algo andaba mal con él. Pero nunca imaginaron que su vida cambiaría en forma radical.

Para Lisa, escuchar el diagnóstico del médico fue algo imposible de asimilar. Cuatro años después, la realidad la golpea a diario, pero ella intenta manejarla con humor. Sigue leyendo su historia de resiliencia en AmoMama.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

LOS CUIDADORES SUFREN

Sentados en el consultorio del neurólogo el 14 de febrero de 2017, Lisa sintió que estaba por darles una noticia difícil. Y no estaba preparada para aceptarla.

“Dijo que era Alzheimer de inicio temprano y yo estaba como 'genial, vamos a almorzar'", contó Marshall a Today Health.

A pesar de desconocer la enfermedad, Lisa pensaba que era algo que solo le ocurría a personas mayores de 80 años. No es así, el Alzheimer es una enfermedad que ataca a personas mayores de 65 años, pero Peter tenía solo 53.

A tan temprana edad, el avance de la enfermedad fue bastante rápido. Tras los problemas de pérdida de memoria que alteraban la cotidianidad, vino una disminución de la cognición que le interfería a la hora de expresarse. 

Cargando...

Publicidad

Con el tiempo, Peter perdió la capacidad de ser autosuficiente y Lisa debió dedicarse a su cuidado exclusivo. Y no es nada fácil para ella, aunque intenta adaptarse con la ayuda de la familia, amigos y de sus cinco hijos.

Eventualmente, su esposo dejó de reconocerla. La pareja ya no comparte el dormitorio debido a las fuertes convulsiones que padece Peter, a quien ahora cuida como a un niño.

Cargando...

Publicidad

“OH, HOLA ALZHEIMER”

Agobiada por su nueva realidad, Lisa comenzó a documentar su día a día con Peter en una página de Facebook que tituló “Oh, hola Alzheimer”. Actualmente tienen más de 4.600 seguidores.

“Creo que al principio era yo quien realmente gritaba: '¡Mira esto! ¡Mira lo que nos está pasando!'. Estaba horrorizada. Fue un grito desesperado”, expresó Lisa.

Pero el compartir sus vivencias y recibir la empatía de sus seguidores, así como escuchar sus historias, ha sido un apoyo para ella. Y para muchos se ha convertido en un lugar de aprendizaje y un espacio seguro donde compartir su vida con el Alzheimer.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.