logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

A 2 años de la muerte de su hijo, pareja de ancianos pobres halla sobre con dinero en su puerta - Historia del día

Georgimar Coronil
07 ene 2022
16:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Benjamín y Marta Gil perdieron a su hijo Miguel en un accidente hace un par de años. Desde entonces, la tienda de muebles de Benjamín se vino abajo. Apenas podían pagar las facturas hasta que empezaron a aparecer sobres con dinero en su puerta. Finalmente, Benjamín descubrió a la persona que los enviaba y no podía creer quién era.

Publicidad

"Vamos a tener que vender la tienda, cariño. No está funcionando", dijo Marta con un largo suspiro mientras miraba las finanzas de su negocio de muebles.

Ella y su marido, Benjamín, habían levantado la tienda desde cero. Inclusive su hijo Miguel se convirtió en carpintero para hacerse cargo de ella en el futuro.

Lamentablemente, dos años antes Miguel fue atropellado por un conductor presuntamente ebrio que huyó del lugar. Desde entonces todo fue cuesta abajo para ellos. Benjamín se tornó inconsolable. Durante meses, se negó a ir a la tienda, ya que el recuerdo de Miguel era demasiado doloroso.

Marta hizo todo lo posible por apoyar a su marido y hacer que todo siguiera adelante, pero su esfuerzo no fue suficiente.

Publicidad

Ella siempre se había encargado de la administración, no obstante sus clientes iban al negocio por las piezas de Benjamín y Miguel. Nadie podía hacer muebles como ellos, por lo que tras su ausencia, la reputación de la tienda acabó por deteriorarse.

Marta llevaba un tiempo intentando retrasar lo inevitable, pero todo lo que hizo fue en vano. Al final, ya no podían pagar la hipoteca de la tienda y estaban usando sus ahorros para sobrevivir.

Mujer trabajando en su computadora. | Foto: Pexels

Mujer trabajando en su computadora. | Foto: Pexels

Lee más: Adolescente sin hogar ayuda a niña rica, luego ve foto de un hombre que se parece a él en su casa - Historia del día

"Lo siento, Marta. Empezaré a ir a la tienda y a trabajar con los chicos. Les enseñaré", prometió Benjamín de mala gana, mojándose los labios y sobando sus manos con nerviosismo. Marta le miró con tristeza y supo que su esposo no podría hacerlo. No debía volver a la tienda.

Publicidad

"No, Benjamín. Podemos vender la tienda, ya no tenemos edad para esto. El espacio vale mucho dinero ahora mismo. Podríamos terminar de pagar todas nuestras deudas y aún nos quedaría algo de dinero para nuestro retiro", continuó Marta.

Finalmente, Benjamín volvió a hablar. "Quizá tengas razón", respondió Benjamín y dejó de sobarse las manos. Se levantó de la mesa de la cocina y comentó: "Voy a buscar el correo".

Marta asintió sin mirarlo, mientras revisaba los archivos del negocio en su computadora. Pero de repente, Benjamín gritó y volvió a entrar corriendo. "¡Marta! ¡Marta! ¿Qué es esto?" Llevaba en la mano un grueso sobre.

Publicidad

Ella apartó los ojos de la pantalla y colocó sus gafas de lectura sobre la mesa. "¿De qué estás hablando?", preguntó. Benjamín le dio el sobre y los ojos de Marta se abrieron de par en par al ver los numerosos billetes que había dentro.

"Encontré esto en nuestra puerta. Alguien nos ha enviado dinero. ¿Pero quién?", se preguntó Benjamín, mojándose los labios una vez más.

"Probablemente sea para otra persona", sugirió Marta. Entonces se fijó en la dirección de su casa, así como en el "Sr. y la Sra. Gil" escrito en el sobre. "No lo entiendo. ¿Quién enviaría esto?".

"¿Tu tía Carolina desde Miami?", insinuó Benjamín.

Arbustos cerca de una ventana. | Foto: Pexels

Arbustos cerca de una ventana. | Foto: Pexels

Publicidad

Lee más: Hombre en duelo conoce a una mujer idéntica a su esposa días después del funeral - Historia del día

"¡Por favor!", se burló Marta. "La tía Carolina no le daría un vaso de agua a alguien que se está muriendo de sed. Es imposible que fuera ella". Sacudió la cabeza, mirando el dinero.

Después de la muerte de Miguel, él había estado tan sumido en su depresión que no se había dado cuenta de lo mucho que necesitaban el dinero hasta que Marta le propuso vender la tienda.

Aunque sabía que volver a trabajar le sería imposible, Benjamín no quería perder el fruto de sus años de esfuerzo. Este dinero podría salvarles de las deudas.

Publicidad

Al final, decidieron guardarlo en el sobre por si alguien venía a buscarlo dentro de unos días. Marta estaba segura de que tenía que ser un error, no importaba lo que dijera el sobre.

Sin embargo, otro sobre apareció días después y uno más al cabo de una semana. La pareja no sabía qué hacer con todos ellos.

Entonces, Benjamín decidió esconderse entre los arbustos todos los días durante unas horas, con la esperanza de atrapar a quien estuviera haciendo esto. Sin embargo, resultó ser más difícil de lo que esperaba. Estaba a punto de rendirse cuando un viernes por la tarde apareció un joven.

Debía tener unos 20 años y llevaba una sudadera negra con capucha. “Eso implica que no quiere ser atrapado. ¿Podría ser dinero robado?”, pensó Benjamín.

Publicidad

El joven dejó un sobre en el porche y comenzó a girar. Fue entonces cuando el señor Gil saltó de los arbustos y se precipitó hacia él. El desconocido lo miró sorprendido pero no huyó.

Lee más: Empleada de restaurante le da las sobras a niño sin hogar y al día siguiente ella se queda sin casa - Historia del día

"¿Qué estás haciendo?", preguntó Benjamín, respirando un poco agitado después de saltar y correr para alcanzar al sujeto. "¿Por qué nos envías dinero? ¿Quién eres?".

Hombre con sudadera con capucha. | Foto: Pexels

Hombre con sudadera con capucha. | Foto: Pexels

El chico se miró los pies y se metió las manos en los bolsillos. Suspiró lentamente y finalmente levantó la vista. "Señor Gil, me llamo Alex. Soy el que atropelló a su hijo hace años", reveló mientras sus ojos empezaban a brillar.

Publicidad

La boca de Benjamín se abrió con sorpresa, pero su asombro se convirtió en ira rápidamente. "¡No puedo creer que tengas el valor de presentarte aquí en vez de en la comisaría! ¡Voy a llamar a la policía inmediatamente! Mi hijo merece justicia", le gritó a Alex.

El joven levantó las manos, pidiéndole que se calmara. "Por favor, ¿quiere escuchar mi versión? Sé que hice mal. Sé que deberían encerrarme, pero estoy tratando de compensarlo. No sé qué más hacer...", expresó Alex entre sollozos.

Benjamín quiso gritarle algo más, pero Marta salió justo en ese momento. "¿Qué está pasando aquí?", dijo, mirando a los dos hombres de pie en su jardín. Se cruzó de brazos y añadió: "¿Supongo que eres tú el que nos ha estado enviando dinero?".

Publicidad

Alex asintió con la cabeza, pero no pudo hablar y miró fijamente al suelo. Marta contempló a su marido confundida y Benjamín suspiró enfadado. "Marta, este es Alex. Tiene algo que decirnos. Entremos", exigió Benjamín, usando su mano para conducir a Alex al interior de su casa y cerrando la puerta.

Marta se sorprendió y comenzó a llorar cuando Alex le reveló quién era. "Pero, por favor, escúchenme. No es una excusa. Es solo mi versión de la historia. Mi madre murió ese mismo día y yo me fui a beber. Fue una estupidez", comenzó Alex, sacudiendo la cabeza con vergüenza.

"No vi a su hijo cruzando la carretera, y entonces entré en pánico. Llamé al 911, pero no les di ninguna información. Nada más quería que la ambulancia lo encontrara".

Publicidad

"¿Por qué no te entregaste a la policía?", preguntó Benjamín con severidad.

"Porque tengo una hermana pequeña en casa. No tenemos más familia. Se habría quedado sola si yo hubiera ido a la cárcel. No pude. Lo siento mucho. Aun así tenía que hacer algo por ustedes. He estado invirtiendo dinero durante un tiempo, esperando acumular lo suficiente para darles algo sustancial. Como... una indemnización. No sé, algo que los compense. Al menos, un poco”, explicó Alex entre lágrimas.

Marta y Benjamín se miraron, sin saber qué hacer. Alex se quedó callado un rato y luego tuvo que hablar.

Hombre trabajando. | Foto: Pexels

Hombre trabajando. | Foto: Pexels

Publicidad

"Sin embargo, entiendo que quieran llamar a la policía. Estoy dispuesto a pagar por mis crímenes. Es lo que corresponde. Pero me encargaré de que sigan recibiendo el dinero. Solamente espero que encuentren en sus corazones la posibilidad de perdonarme algún día", terminó Alex.

"En lugar de llamar a la policía propongo un trato", dijo Marta de repente. Benjamín y Alex la miraron sorprendidos cuando ella terminó de explicar su idea. Sin embargo, Alex aceptó inmediatamente.

Marta y Benjamín no pudieron llamar a la policía porque vieron lo arrepentido que estaba Alex. No les parecía correcto enviarlo a la cárcel.

Había estado sufriendo en el momento del accidente y había actuado de forma estúpida. Así que Marta le dijo que empezara a trabajar en la tienda de muebles y aprendiera a ser carpintero. Sorprendentemente, a Alex se le daba bien, aunque tardaría años en ser un gran maestro.

Publicidad

Con el dinero de Alex, Benjamín y Marta pudieron saldar sus deudas y revitalizar su tienda de muebles. Más adelante conocieron a Helena, la hermana de Alex. Ella empezó a trabajar con Marta en la administración de la empresa.

Mientras tanto, Benjamín volvió a ir a la tienda y formó un hermoso vínculo con Alex y su hermana. Se volvieron tan cercanos como una familia y Alex se alegró de haberse ganado su perdón.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Expía tus errores: Tienes que disculparte y compensar tus errores, por muy horribles que sean.

Nunca bebas y conduzcas: Alex provocó una horrible tragedia cuando decidió beber y conducir.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

15 años después de su divorcio, hombre ve a su exsuegra hurgando en la basura - Historia del día

04 de abril de 2022

Dos adolescentes se burlan de anciana en el autobús hasta que la voz de un indigente los interrumpe - Historia del día

27 de febrero de 2022

Vendedora echa a pobre anciana de tienda lujosa: policía la lleva de vuelta más tarde - Historia del día

07 de mayo de 2022

Millonario se niega a ayudar a niño pobre: años después se encuentran cuando el hombre está en problemas - Historia del día

12 de febrero de 2022

Mujer pobre paga los víveres de padre de dos hijos y recibe mansión de $2,1 millones a cambio días después - Historia del día

16 de marzo de 2022

Tras muerte de papá, mujer encuentra su testamento y descubre que no tiene derecho a su herencia - Historia del día

26 de enero de 2022

Mamá solitaria revisa a su bebé por la mañana y se desconcierta al ver que ya le cambiaron el pañal - Historia del día

02 de abril de 2022

Hombre rico lleva a mujer pobre con bebé a su casa: ella reconoce a la madre de él de su pasado - Historia del día

26 de marzo de 2022

Anciana celebra la Navidad sola porque sus hijos se enteraron de que trabaja limpiando - Historia del día

07 de mayo de 2022

Anciana viuda viaja a otra ciudad y ve a trillizos que se parecen a su difunto hijo - Historia del día

13 de abril de 2022

Niña en orfanato espera con su maleta todos los días a su padre que prometió regresar - Historia del día

28 de marzo de 2022

Niña triste va al carrusel a diario con un mendigo: el operador recuerda que ha ido con su papá - Historia del día

24 de mayo de 2022

Dueño de tienda de antigüedades le pregunta a mendigo dónde consiguió su anillo - Historia del día

22 de febrero de 2022

Mujer ve que señor de 89 años compra rosas rojas en su tienda cada día y decide seguirlo - Historia del día

17 de marzo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited