Galanes de telenovela que cambiaron su fama por predicar la palabra de Dios

Esta serie de guapos galanes agraciaron nuestras pantallas antes de descubrir que su verdadera vocación era difundir la palabra del Señor.

Todos hemos visto a nuestros actores favoritos evolucionar, bien sea en el cine o en la pantalla chica. Con el pasar de los años, los vemos pasar de papeles de galanes adolescentes a guapos protagonistas, y eventualmente, interpretan roles de atractivos padres y abuelos.

Pero según reporta Univisión, no todos los galanes de las novelas siguen el mismo camino. Más de uno decide tomar un camino muy diferente al del estrellato, la fama y el glamour. De hecho, muchos optan por intentar darle un sentido más espiritual a la vida, y lo hallan en la religión.

Así es el caso de los 5 galanes que te traemos el día de hoy.

Eduardo Verástegui fue uno de los más sensuales galanes de las telenovelas de los 90s. Su esculpido físico volvía locas a las chicas, y le encanta lucirlo. Protagonizó producciones como "Soñadoras", "Una luz en el camino" y "Tres mujeres". Su última producción fue "Alma Rebelde", en 1999.

Desde esa época, Verástegui ha desaparecido de las telenovelas, dedicándose a su religión católica, predicando y viviendo en total castidad. Ahora produce películas con mensajes religiosos, como "Little boy". Además, ha causado controversia con sus posiciones contra el aborto y el matrimonio gay.

La prometedora carrera de Flavio César daba mucho de qué hablar en los 90s, cuando era actor y cantante en exitosas telenovelas juveniles. Participó en "Agujetas color de rosa" y "Confidente de secundaria", pero en la cima del éxito, desapareció sin explicación aparente.

Abandonó la fama y fortuna para hacerse cristiano. Ahora sólo canta música religiosa y ofrece testimonio de su vivencia. Ha manifestado que está feliz de haber abandonado esa vida, ya que le dejaba "un gran vacío", así que decidió alejarse de "los placeres de la carne la lascivia" para dedicarse a su fe.

Albero Mayagoitía protagonizó varias novelas en los 80s, incluyendo "Vivir un poco", "Pobre juventud", y "Luz y sombra". Llegó a ser novio de Thalía antes de desaparecer del mundo del espectáculo luego de hacerse cristiano. Se mudó a los EEUU, donde inició su propio negocio y hace monólogos religiosos.

"Honro, respeto y soy fiel a Lilia mi esposa en todo momento y lugar. Reconozco y predico que Jesucristo es el único hijo de Dios. Que vino a este mundo y dio su vida por mí. Rijo mi vida de acuerdo a la doctrina de Jesucristo y quiero modelarlo e imitarlo en todas mis acciones y pensamientos", dice en su sitio web.

Ernesto D'Alessio es cristiano desde los 15 años, y si bien no abandonó el mundo de la farándula, dedica su tiempo a predicar en iglesias.

"A veces la gente piensa que te conviertes a Cristo y que dejas de hacer muchas cosas porque ya eres cristiano, y no es así, pues se dice que Cristo produce el querer y el hacer", cuenta D'Alessio.

"Esto quiere decir que uno mismo va sometiendo su corazón a la palabra de Dios y esta va a empezar a producir en ti los frutos coherentes a una vida cristiana, así que es mentira que un pastor o alguien te diga ‘deja de hacer esto o aquello", manifestó en una entrevista.

"Tengo una empresa que se llama D'Alessio Entretenimiento, que hace espectáculos en vivo y que reúne a las familias porque este es el propósito. Tengo ya tres años con ella (empresa), y no solo hago eventos cristianos sino de todo tipo", aclaró. Tiene cuatro hijos, y es un orgulloso padre de familia.

El galán venezolano Alex Adames ha forjado una gran carrera en la televisión colombiana, en producciones como "La ronca de oro", "Fugitivos", "La viuda negra", "Doctor Mata" y "Niche", entre muchas más. Alex es cristiano desde muy joven, decidiendo seguir el camino de Cristo a los 11 años de e dad.

Actualmente es parte del liderazgo de la Iglesia del Nazareno, ubicada en Cali, Colombia. Esta iglesia tiene un ministerio en la Cárcel Modelo, en Bogotá, y es allí donde Adames dirige un grupo de teatro evangélico. 

Declaró en 2014 que seria célibe hasta encontrar a la mujer con que se casaría, "con una mujer que Dios disponga para ser la madre de mis hijos".