logo
shutterstock.com
Fuente: shutterstock.com

Chiste: El asistente de la tienda dice a un cliente 'no hemos tenido nada' y el gerente se enoja

Stef Colina
14 oct 2019
11:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Ser gerente de una tienda puede ser un trabajo agitado que implica administrar al personal, los productos y por supuesto, manejar las quejas de los clientes que quieren hablar con el encargado.

Publicidad

A continuación te proveemos de tu dosis de humor diaria con dos hilarantes chistes sobre gerentes: Durante el fin de semana, el gerente de una tienda estaba caminando, buscando inconsistencias en los productos y su ubicación.

Había una señora en el mostrador pagando por algunos artículos, cuando el gerente escuchó al cajero decir: "No señora, no hemos tenido por algunas semanas". El encargado ya estaba conmocionado, pero el cajero continuó, "y no parece que vaya a regresar pronto".

Manager supervisando un supermercados. │Imagen tomada de: Unplash.com

Manager supervisando un supermercados. │Imagen tomada de: Unplash.com

Publicidad

EL GERENTE SE APRESURÓ

El gerente se apresuró hacia el mostrador y gritó cuando la señora estaba caminando afuera: "Eso no es cierto, señora. Por supuesto, tendremos algo pronto. De hecho, hicimos un pedido hace un par de semanas".

La dama se volvió, con una mirada confundida y siguió su camino. Luego, el gerente apartó el cajero y dijo: "Nunca, nunca, nunca, nunca digas que no tenemos algo. Si no lo tenemos, di que lo pedimos y está en camino. Ahora, ¿qué era?".

El cajero le sonrió y dijo: "Lluvia".

Gerente dando instrucciones a empleados.│Imagen tomada de: Unplash.com

Gerente dando instrucciones a empleados.│Imagen tomada de: Unplash.com

Publicidad

OTRO CHISTE PARA COMPLEMENTAR TU DÍA

Un día, Jimmy estaba en la ciudad y vio una tienda de mascotas. Recordó que se acercaba el cumpleaños de su hermana y decidió conseguirle un loro.

Jimmy entró y le preguntó al empleado si tenían loros. El empleado lo llevó a una jaula con tres loros en ellos y dijo:

"Los tres loros aquí tienen tres etiquetas de precio diferentes, así que díganme cuándo les guste uno".

Jimmy quedó un poco sorprendido cuando vio que los tres loros eran idénticos, y dijo: "Dime el precio de todos estos loros", a lo que le respondieron: "El de la derecha cuesta 1.000 dólares porque sabe cómo usar una computadora".

Publicidad
Computador con sistema operativo UNIX.│Imagen tomada de: Unplash.com

Computador con sistema operativo UNIX.│Imagen tomada de: Unplash.com

NO TODO ES LO QUE PARECE

"¡Guau!", dijo Jimmy, y preguntó: "¿Qué pasa con el del medio?". La respuesta fue: "Ese cuesta 1.500 dólares porque sabe cómo usar una computadora y sabe cómo usar el sistema operativo UNIX".

Publicidad

Jimmy estaba emocionado y preguntó: "Ok, ¿qué pasa con el último?".

El empleado respondió: "Nunca he visto que haga algo, pero los otros dos lo llaman jefe". Si te gustó este divertido chiste, no contendrás explotar de risa con la historia de un carnicero que durante 16 años le dio comida a su familia hasta que un día decidió parar. Haz clic y entérate de cómo termina el hilarante relato.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Todos se burlan de pobre señora que vende flores hasta que una chica se detiene - Historia del día

31 de marzo de 2022

Dueño de tienda echa a un empleado por dar comida a gente sin techo: cambian roles meses después - Historia del día

21 de febrero de 2022

Gerente de restaurante echa a señora que pide refugio: al día siguiente la ve sentada con el dueño - Historia del día

17 de febrero de 2022

Dueño de restaurante finge ser indigente tras ver a mesera llevándose las sobras - Historia del día

18 de abril de 2022