NoticiasNoticias España

05 de junio de 2021

Similitudes entre el caso de las niñas desaparecidas de Tenerife y Rocío Carrasco

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

En el último mes, dos casos han sacudido a la población: el testimonio de Rocío Carrasco y la desaparición de las hermanitas Gimeno. Ambos casos tienen mucho en común.

La violencia tiene muchas presentaciones y no todas son fáciles de identificar, particularmente a nivel legal. Eso aumenta la vulnerabilidad de las víctimas, y el riesgo de sucumbir ante su agresor.

Pero en estas últimas semanas, dos casos han llamado la atención a través de los medios de comunicación. En ellos se evidencia un tipo de violencia de la que pocas veces se habla: violencia vicaria.

Publicidad

EL MÁS CRUEL MALTRATO

El origen de la violencia vicaria no es otro que el machismo en su máxima expresión. En su necesidad absoluta de controlar a su pareja, esta persona decide utilizar a los hijos en común para producirle un daño irreversible.

“Se trata de deshumanizar a los hijos, quitarles la categoría de personas y ponerles la categoría de objeto, de instrumento con el que dañar a la madre en una violencia que causa un dolor extremo”, dice la psicóloga Marisol Rojas Fernández, según recoge Público.

En una cantidad enorme de ocasiones, esta violencia termina con la muerte de los niños inocentes. La especialista insiste en aclarar que quienes protagonizan estos actos no son enfermos mentales ni tienen un perfil reconocido.

Publicidad

“Si fuesen enfermos agredirían al todo el mundo sin discriminar. Pero lo hacen con su pareja porque creen que tienen el poder de hacerlo”, dice Marisol.

Es usual escuchar a los testigos hablar de esta persona como muy normal en su trabajo o en sus relaciones sociales. 

Publicidad

MALTRATADOR = MAL PADRE

Por su cultura machista, para este individuo su pareja es su posesión. Cree que tiene el derecho a controlarla o castigarla donde más le duele. La violencia vicaria es una escalada dramática de la violencia de género. 

Un punto importante recalcado por la psicóloga Sonia Vaccaro, es que se debe entender que el maltratador jamás será un buen padre. También sostiene que este es el primer paso para solucionar estas situaciones, obtener protección y evitar más muertes de niños.

Si eres víctima de maltrato y necesitas ayuda, o conoces a alguien que sufre violencia de género y requiere asistencia, llama a la línea de atención especializada que corresponda a tu país. Consulta aquí el número que debes marcar.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.