logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Tras muerte de esposo, viuda se entera de que no estaban casados y no puede reclamar la herencia - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando su esposo Gary murió, Estela descubrió que su matrimonio había sido invalidado. Entonces, el hijo del fallecido, Pedro, heredaría todo. Tenían una relación horrible y él quería vengarse por la ausencia de su padre en su vida.

Publicidad

“Eso no es posible”, dijo Estela a su abogado, el Sr. Zambrano.

“Lo siento mucho, señora Gómez. Pero cuando una pareja no se casa no obtiene los mismos beneficios que una pareja casada”, dijo el abogado con simpatía.

Un ataúd dentro de un carro fúnebre. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Pero no fue nuestro error. El Estado invalidó varios documentos de matrimonio hace años y nadie pensó en notificarnos”, respondió la mujer.

“Lo sé, señora. El funcionario que otorgó esos documentos a parejas que querían fingir la unión por motivos de inmigración fue arrestado”.

“Invalidaron su documento de matrimonio porque pensaron que usted había hecho lo mismo. Ya le expliqué todo eso antes”, dijo el abogado, ahora frustrado con la anciana.

El esposo de Estela, Gary, falleció hace un par de semanas, y fue tan repentino que ninguno de los dos había hecho testamento.

Publicidad

Lee más: Anciano ciego deja su herencia al mejor amigo de su nieto - Historia del día

La mujer mayor tuvo que contratar a un abogado para investigar el patrimonio del difunto y algunos aspectos legales porque no habían tenido hijos juntos.

Pero Gary tenía un hijo, Pedro, de una relación anterior, y Estela necesitaba saber cómo se procedería en ese caso.

Pero el Sr. Zambrano descubrió que su matrimonio había sido invalidado. El estado había descubierto que un funcionario de una notaría local había emitido documentos de matrimonio falsos a cambio de dinero para ser usados por motivo de inmigración.

Publicidad

Nadie pensó en notificar a las parejas, y aunque Estela y Gary eran ciudadanos estadounidenses por nacimiento, quedaron entre los perjudicados.

Una mujer mayor con rostro afligido. | Foto: Pexels

Publicidad

“Entonces, ¿qué pasará conmigo ahora?” preguntó la señora, sintiéndose sin opciones.

Tendrá que hablar con Pedro. Por ley, es el pariente más cercano del Sr. Gómez y heredaría todo”, dijo el abogado.

Estela salió de la oficina del abogado sintiéndose frustrada. Gary no tenía una gran relación con su hijo o su pareja. La madre de Pedro había quedado embarazada después de algunos encuentros entre ellos.

Ella estaba amargada porque Gary había decidido no casarse con ella. Él quería hacer lo correcto por su hijo, pero no creía que como pareja fueran compatibles de ninguna manera.

Publicidad

El hombre comenzó a pagar la manutención de su hijo y obtuvo derechos de visita cada dos fines de semana durante varios años hasta que Gary conoció a Estela.

Fue entonces cuando la madre de Pedro se volvió loca. A medida que el niño crecía, ella comenzó a llenar su cabeza con ideas de que su padre lo odiaba y que no estaba pagando nada.

Sin embargo, Gary nunca se había saltado un pago y la mujer era simplemente vil. Cuando Pedro cumplió 14 años, había dejado de comunicarse con su padre, no quería visitarlo y había llegado a odiarlo.

Hombre con rostro serio sentado en un sofá. | Foto: Pexels

Publicidad

No habían hablado en años, por lo que el joven no asistió al funeral de Gary. Estela estaba preocupada por lo que haría ahora que todo el dinero lo heredaría él.

Además, Pedro podría querer su casa, y el Sr. Zambrano trató de explicar lo complicado que sería todo, a pesar de que tanto Gary como ella eran figuraban como dueños en el documento de la casa.

Tenía que hablar con el hijo del difunto y ver qué decidiría. Pero el abogado lo llamó primero. Pedro vivía en otra ciudad, pero una vez que escuchó del abogado, fue a buscar todo.

El joven llegó directamente a la casa de su padre y comenzó a mirar alrededor. “Lo siento, Estela. Pero me privaron de un padre toda mi vida, así que quiero mi herencia”, dijo.

Publicidad

“¿Entonces me vas a echar de mi casa?”, preguntó la mujer, sin saber qué más decir.

“Por favor, mujer. Yo no soy el villano aquí. Te llevaste a mi padre, así que realmente no me importa lo que te pase”, replicó Pedro con desdén.

“Te dije que eso no es cierto”, suplicó.

“Como sea. Voy a ver el estudio de papá. Tenía un montón de cosas interesantes allí”, dijo Pedro y caminó hacia la oficina de Gary, donde guardaba libros y todo tipo de cosas.

Una biblioteca repleta de libros. | Foto: Pexels

Publicidad

Estela se quedó en la cocina y reflexionó sobre lo que haría ahora. Podía quedarse con su hermana por un tiempo, pero aún se sentía perdida.

“Ojalá Gary estuviera aquí...”, pensó la mujer.

Pedro sonrió cuando entró en el estudio de su padre y cerró la puerta. Finalmente, después de años de resentirlos, se vengaría. Su madre siempre decía que Gary había dejado de visitarlo y pagar la pensión alimenticia cuando se casó con esa mujer.

No tenía tiempo para él por culpa de ella, y por alguna justicia divina, las cosas estaban a su favor esta vez. “Se lo merece”, murmuró mientras inspeccionaba algunos de los libros de su padre.

Publicidad

Mientras hurgaba en una copia grande de Moby Dick, Pedro vio caer un trozo de papel al suelo. Se inclinó, lo recogió y vio la letra de su padre. Parecía una carta, así que la abrió.

“Querido Pedro,

¡Feliz cumpleaños, mi niño! Te compré el coleccionable Interceptor TIE que Lego acaba de lanzar. Espero que podamos armarlo juntos pronto. Podemos hacer esto mientras esperamos que salga Attack of the Clones. ¡Va a ser genial!

Te amo mucho, y siempre lo he hecho.

Tu papá”.

Una escalera hacia un ático iluminado. | Foto: Pexels

Publicidad

Pedro no podía creer lo que acababa de leer. Si su padre compró ese coleccionable de Lego y estaba esperando esa película, eso significaba que esta carta había sido escrita en algún momento del año 2000, cuando él tenía 14 años y justo cuando él dejó de hablarle por completo.

No había recibido ningún regalo de su padre en años. “¿Qué está pasando?”, se preguntó a sí mismo. Pero no obtendría respuestas en ese estudio. Estela era la única a la que podía preguntarle.

“Estela, ¿qué es esto?”.

“¿Qué?”, dijo la mujer mayor, mirando al hijo de su difunto esposo con cautela.

Publicidad

Lee también: Millonario en coma oye a sus 5 hijos peleándose por su herencia - Historia del día

“Esta carta”, continuó, casi tirándole el papel a la cara. “¿Es esto real? Nunca recibí ese regalo. Nunca recibí ningún regalo de mi papá”.

La mujer mayor agarró la carta y se dio cuenta de inmediato de qué se trataba. “Ah, sí. El lego. Estaba muy emocionado de dártelo. Ambos amaban Star Wars”, dijo y lo miró a los ojos.

“Pero, ¿qué quieres decir con que nunca obtuviste nada de él? Te enviaba toneladas de juguetes y cosas en tus cumpleaños, Navidades y, a veces, también cuando no había una ocasión especial”.

Publicidad

Un obsequio con envoltura azul y una cinta. | Foto: Pexels

Pedro quedó boquiabierto. “No, nunca obtuve nada de él”, susurró. Estela frunció el ceño y él continuó explicando que esa era una de las razones por las que llegó a odiar a su padre. Nunca recordaba sus cumpleaños ni nada. Él no quería regalos, pero quería algo.

Publicidad

“Dios mío. Esto no puede estar pasando, aunque es lo que sospechábamos”, dijo la mujer tras respirar profundamente. Luego le dijo a Pedro que estaba equivocado una vez más.

Gary siempre pensaba en su hijo ante todo. Pero debido a una de las últimas llamadas telefónicas que él tuvo con Pedro, el hombre y Estela comenzaron a sospechar que la madre del joven no le estaba dando lo que le enviaban.

“¿Quieres decir que mi madre tiró estas cosas y mintió todos estos años? No puedo creer eso”, respondió el joven enojado.

“Lo sé. Nosotros tampoco podíamos creerlo. No puedo probarlo. Solo puedo darte este juguete que tu padre quería darte personalmente. Y puedo darte lo que te compró a lo largo de los años. Ven conmigo”, dijo Estela y le hizo un gesto a Pedro para que la acompañara al ático.

Publicidad

El lugar estaba en perfectas condiciones y lleno de regalos envueltos. “Creo que este es el de Lego”, dijo la mujer mayor mientras le mostraba una caja. “Puedes ver el resto de las cosas. Creo que algunas son bastante valiosas”.

“¿Por qué no envió esto?”.

Un hombre con rostro afligido sentado frente a una mesa. | Foto: Pexels

Publicidad

“Cuando sospechamos lo que estaba haciendo tu madre, dejamos de enviar cosas y las guardamos hasta que vinieras a visitarnos. Pero nunca lo hiciste”.

“No pretendo hacerte sentir mal. Pero eso rompió el corazón de tu padre”, continuó Estela, dejando que Pedro abriera el coleccionable y los otros regalos.

El hombre se quedó y abrió todo. Luego llamó a su madre, quien al principio trató de negar las cosas, pero él sabía que estaba mintiendo. Ella finalmente contó con la verdad, dejando a Pedro desconsolado.

“Desperdicié todos estos años porque mi madre me mintió, y ahora ni siquiera puedo hacer las paces con mi padre”, se lamentó después de colgar el teléfono.

Publicidad

Cuando salió del ático le prometió a Estela que no se quedaría con la casa y le daría todo. Pero él quería quedarse con algunas de las cosas de su padre. La mujer mayor estuvo de acuerdo de inmediato porque de esa forma lo hubiera querido Gary.

Al final, ella y Pedro desarrollaron un vínculo algo estrecho, pues la anciana le contaba historias sobre su padre. Y él cumplió su promesa: le dio todo el dinero y le transfirió la propiedad de la casa.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No alejes a tus hijos de su padre o madre. La mamá de Pedro hizo algo horrible y él creció odiando a Gary por algo que nunca hizo.

Publicidad

Está presente en la vida de tus hijos. Gary y Estela deberían haberse esforzado más para hacerle saber a Pedro que su padre se preocupaba por él. Pero fueron pasivos al respecto. Por eso, padre e hijo nunca lograron reparar su relación.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Hermanas gemelas sin hogar heredan propiedad de la abuela que nunca conocieron - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad