Niña de 4 años desaparecida fue hallada con vida por la policía 12 años después

La pequeña Sabrina Allen era una inocente niña de apenas cuatro años de edad cuando su propia madre la secuestró. No fue hallada por 12 años.

Según la cadena local afiliada KTBC Fox 7, Sabrina Allen desapareció repentinamente en el año 2002, apenas unas pocas semanas antes de su cumpleaños número cinco. Su padre, Greg Allen, estaba desesperado en aquel entonces, ansiando que su hija volviera pronto a sus brazos.

Pero el Sr. Allen tendría que esperar más de una década para volver a ver a Sabrina. Las autoridades locales y federales oficialmente declararon el fin de la búsqueda el 1 de octubre del año 2014, tras doce largos años de espera para Greg sin saber nada de su hija.

Sabrina estaba asistiendo a una visita programa junto a su madre, luego de que una corte le otorgara la plena custodia a su padre. Pero la chica jamás volvió de la visita. La madre de la niña Dara Llorens, habría violado la orden del acuerdo de custodia, según determinó el tribunal posteriormente.

Secuestró a su propia hija.

Greg pasaría muchos años en la búsqueda de su querida Sabrina. Contrató los servicios de un detectivo privado, e inclusó creó un sitio web para ayudar a buscarla. Ofreció una recompensa permanente de 20.000 dólares a cualquier persona que ayudara a dar con su paradero. Pero todo fue en vano.

La chica fue mencionada en el show "America's Most Wanted" por el presentador John Walsh en el año 2002. En ese momento Walsh aseguró que existía la posibilidad de recuperar a la niña, y que con el apoyo de material visual, ella y otros niños desaparecidos serían encontrados.

Greg le tomó la palabra. A través de los años, creó el sitio web para buscar a su hija, y en él, publicó fotos de la pequeña e hizo todo lo posible por esparcirlas. 12 años más tarde, Sabrina fue hallado en México por las autoridades, viviendo bajo otro nombre.

Llorens se había sometido a extensas cirugías plásticas para evadir a la justicia, y su rostro ya no era reconocible. Sabrina, por su parte, había crecido muchísimo, y en nada se parecía a la adorable pequeña que desapareció en 2002. Su nombre ahora era Fair, y tenía el cabello color castaño.

"Ella está en muy mal estado. Ella no estaba viviendo una vida normal. Ella no iba a la escuela", dijo el padre tras hallar a su hija.

Mira un video sobre el caso a continuación, y entérate de más detalles después del video.

Madre e hija no vivían juntas ya. Llorens había engañado a Sabrina, diciéndole que su padre y sus abuelos estaban todos muertos. Sabrina dijo a ABC News que era ahora una persona "completamente diferente", pero que espera lograr recuperar recuerdos de su padre.

Sabrina no volvió a casa de su padre inmediatamente. Primero fue llevada a un terapeuta especializado en casos similares por las autoridades, para tener un tiempo de adaptación antes de afrontar el radical cambio de vida que le espera.

Madre e hija llegaron a Texas en septiembre del mismo año. Llorens fue acusada de secuestro agravado y retenida en la cárcel del condado Travis. Según AWM, la mujer se declaró culpable de cargos de secuestro dos años después, en 2016, recibiendo una sentencia de seis años de cárcel.