logo
Un hombre y un niño frente a una tumba en el cementerio | Foto: Shutterstock | Flickr.com/a200/a77Wells
Un hombre y un niño frente a una tumba en el cementerio | Foto: Shutterstock | Flickr.com/a200/a77Wells

Hombre rico se entera de que su hijo de 12 años va al cementerio con amigo pobre y su padre todos los días - Historia del día

Vanessa Guzmán
08 jun 2022
22:00

Un hombre rico se preocupa cuando su hijo llega tarde a casa todos los días y descubre que ha estado pasando tiempo en el cementerio con un niño pobre y su padre.

Publicidad

Mark Tovar nunca lo admitiría, pero estaba esforzándose. Había perdido a su esposa hacía cinco años y nunca había llegado a aceptarlo del todo. Nunca hablaba de ella, ni siquiera con su hijo, Bruno.

El niño tenía siete años cuando su madre murió en un accidente, y había buscado consuelo en su padre, un consuelo que Mark era incapaz de darle.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Así que le daba lo que podía, y lo que le sobraba era dinero. Dentro de sus limitaciones, Mark era un buen padre. Amaba a su hijo y se preocupaba por él constantemente.

En el fondo, tenía miedo de perder a su pequeño también. Entonces el hombre comenzó a notar que Bruno llegaba tarde a casa todas las tardes.

Publicidad

Mark se dio cuenta del horario extraño de su hijo porque, desde el comienzo de la pandemia, se había dedicado a realizar la mayor parte de sus negocios en línea.

Entonces, el padre estaba en casa y veía que Bruno no solo llegaba tarde, sino que llegaba con la ropa y las uñas sucias.

Cuando su padre le preguntó al respecto, el niño evadió la pregunta y habló vagamente de su amigo Tomás y de un fuerte que estaban construyendo. De alguna manera, algo sonaba extraño.

Mark estaba seguro de que Bruno estaba mintiendo. Al día siguiente, el padre fue a la escuela de su hijo, decidido a descubrir la verdad. Lo vio salir acompañado de un chico de aspecto desaliñado con ropa usada y los dos empezaron a caminar.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Publicidad

El hombre frunció el ceño. No le gustaba que Bruno tuviera amigos de diferentes estatus sociales. La madre de Mark siempre había dicho “los pájaros del mismo plumaje vuelan juntos”, y él lo creía.

Él los siguió y se sorprendió al verlos entrar al cementerio. Unos minutos más tarde, un hombre de unos treinta años se acercó a los chicos y comenzó a hablarles.

Mark saltó a la acción. “¡Aléjate de esos chicos!”, le gritó Mark al hombre. Agarró a Bruno por el brazo y le dijo al otro chico: “¡Corre a casa lo más rápido que puedas!”.

Bruno protestó, pero su padre no quiso escuchar. Arrastró a su hijo a casa, regañándolo todo el camino. “¿Cuántas veces te he dicho que no hables con extraños? ¡Estás castigado!”.

Finalmente, Bruno se las arregló para decir algo. “¡Estás equivocado papá!”, gritó. “¡Ese era el papá de Tomás!”.

“¿Qué?”, preguntó Mark. “¿Su PAPÁ? ¿Qué estaba haciendo con dos niños en un cementerio? Eso es muy espeluznante...”.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Publicidad

“Papá”, dijo Bruno en voz baja. “La mamá de Tomás murió el mes pasado. Sé cómo es eso. Él la extraña, al igual que yo extraño a mamá, e ir al cementerio lo ayuda a sentirse más cerca de ella”.

“Entonces voy con él porque no es bueno llorar solo, y nosotros limpiamos la tumba de su madre y le llevamos flores. Su padre también va, y los dos hablan de ella, y eso les ayuda”.

Entonces Bruno dijo en voz muy baja: “Me gustaría que también hablaras de mamá, me gustaría poder llevarle flores...”.

Mark estaba devastado. Había estado tan hundido en su propio dolor que no había notado el de su hijo. “Ay, Bruno”, dijo. “Lo siento mucho. La extraño tanto que a veces siento que no puedo respirar. Tengo miedo de que si hablo de ella voy a llorar...”.

“Tal vez eso no sea tan malo”, dijo el niño. “Porque entonces yo también podría llorar...”.

Mark abrazó a su hijo y, por primera vez desde la muerte de su esposa, se permitió llorar.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Publicidad

A última hora de la tarde, padre e hijo se dirigieron a la casa de Tomás. Llamaron a la puerta y el papá del chico abrió. Antes de que pudiera decir algo, Mark dijo: “Lo siento, me equivoqué. Bruno me lo contó todo. Lamento mucho tu pérdida...”.

Tomás salió y Mark también se disculpó con él. “Aprecien su amistad, muchachos”, dijo. “Será un consuelo para ustedes a lo largo de sus vidas”.

Al día siguiente, Bruno y su padre fueron con Tomás y su papá al cementerio. Por primera vez, Mark llevó a su hijo a la tumba de su madre. Gracias a los niños, los dos papás se hicieron amigos y Mark ayudó al padre de Tomás a recuperarse.

Ya no le importaba quién era rico o quién era pobre. Mark aprendió que lo que importa es el corazón, y todos los corazones se rompen por la muerte de un ser querido.

Él le dio al papá de Tomás un trabajo en su empresa y lo ayudó a pagar sus deudas. Gracias al hombre y su hijo, Mark y Bruno finalmente se recuperaron de su pérdida y ganaron dos verdaderos amigos.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pixabay

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Independientemente de nuestro estado financiero, en nuestros corazones, donde importa, todos somos iguales. Mark aprendió a valorar a sus amigos por su amabilidad y compasión, no por su riqueza.
  • Los verdaderos amigos son los que están a tu lado cuando los tiempos son difíciles. Bruno estuvo allí para Tomás, consolándolo por la pérdida de su madre.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mujer engaña al padre discapacitado de su novio - Historia del día

11 de abril de 2024

5 historias de personas que se quedaron sin hogar en tiempos difíciles

07 de mayo de 2024

La abuela me regaló una oveja de plástico en mi cumpleaños durante años y solo descubrí su propósito secreto tras su muerte

19 de febrero de 2024

Bebé fue robado del hospital, 5 años después la mamá ve una cara familiar en el cementerio

26 de abril de 2024

Persona dada por muerta se presenta en una boda

09 de abril de 2024

3 conmovedoras historias de padres solteros que tuvieron que luchar por sus hijos

16 de abril de 2024

Abogado escucha a su hijo burlarse de un niño cuyo padre empaqueta víveres en una tienda - Historia del día

09 de mayo de 2024

Adolescente rica se ríe de los indigentes hasta que descubre su propio destino - Historia del día

22 de abril de 2024

Mi padre bibliotecario cambió radicalmente nuestras vidas tras su muerte

28 de febrero de 2024

Papá se niega rotundamente a llevar a su hija al altar - Historia del día

01 de marzo de 2024

Un padre prohíbe a su hijo que sea bailarín y más tarde recibe una llamada repentina del hospital - Historia del día

05 de marzo de 2024

Mujer es infiel delante de suegro discapacitado - Historia del día

28 de marzo de 2024

Chica tira viejo anillo barato que le regaló su pobre abuela y de repente se abre - Historia del día

22 de enero de 2024

Chica rica se ríe de los sin techo hasta que descubre su propio destino - Historia del día

23 de enero de 2024