logo
Shutterstock
Shutterstock

Chico rico hace donación a familia con 7 niños adoptivos: más tarde encuentra cajas en la puerta en respuesta - Historia del día

Mayra Pérez
24 ago 2022
03:45

Un niño decidió regalar su posesión más preciada a un par de chicos de escasos recursos, solo para encontrar cajas en su puerta un día después.

Publicidad

Samuel era un niño de 12 años que tenía todo lo que podía necesitar y desear. Aunque sus padres trabajaban a tiempo completo, se aseguraron de darle a su hijo tiempo de calidad y siempre cenaban juntos.

Y aunque la familia tenía una relación armónica, a los padres de Samuel les preocupaba que él pasara mucho tiempo jugando videojuegos en su computadora o consola de juegos.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Un día, cuando su mamá llegó a casa antes de la cena, vio que él estaba jugando y aún no había hecho su tarea escolar.

“¡Samuel, te lo he advertido tantas veces!”, dijo, agotada de tener que repetirse constantemente. “Te compramos todos estos juegos y aparatos con la condición de que tu rendimiento escolar no se viera afectado”.

Publicidad

“Y ahora no solo no cumples con tu tarea, sino que tus calificaciones están bajando. ¿Qué está sucediendo?”, dijo francamente preocupada.

Esa noche, durante la cena, ella compartió sus preocupaciones sobre el bajo rendimiento escolar de su hijo con el padre de Samuel. Eso lo decepcionó mucho; él creía que la educación era la clave del éxito.

La situación fue algo tensa. A pesar del buen carácter del niño, acusó a sus padres de no ser comprensivos con él cuando limitaron el uso de los juegos. Debía terminar sus tareas a diario y subir sus notas antes de volver a jugar, y en lo sucesivo lo haría con horario.

Sin embargo, con el paso de los días, Samuel comenzó a reflexionar. Era agradable hacer sus tareas con calma, no escuchar los frecuentes regaños de su madre y en especial, ver sus notas mejorar.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Así estaban las cosas, cuando una mañana en la escuela sus compañeros comentaban de un nuevo juego que todos estaban jugando, excepto dos niños en clase. Ellos admitieron que no sabían cómo jugarlo porque no tenían una consola de juegos.

Formaban parte de una familia numerosa con siete hijos adoptados. “Compartimos una computadora con nuestro papá”, dijo uno de los niños.

“Nuestros padres trabajan duro para mantenernos en la escuela y para alimentarnos, por lo que no tenemos dinero extra para costosos juguetes electrónicos”, explicó.

Aunque Samuel no era parte de la conversación, escuchó con tristeza lo que estaban diciendo. En lugar de sumarse al grupo que estaba haciendo bromas pesadas con la situación de los chicos, empezó a pensar cómo podía ayudarlos.

Al día siguiente, cuando la mamá de Samuel fue a recoger su habitación, notó que faltaban su computadora y su consola de juegos. Cuando el niño llegó a casa, ella le preguntó al respecto.

“Lamento no haberte dicho nada, mamá”, se disculpó rápidamente Samuel, pensando que su madre se enfadaría. “Tengo dos compañeros de clase que forman parte de una familia con siete hijos adoptivos. No tienen mucho, así que decidí darles mi computadora y mis videojuegos para que pudieran jugar y divertirse como todos los demás”, reveló.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

La mamá de Samuel se sorprendió, pero no por la razón que el chico esperaba. Inmediatamente lo abrazó y dijo: “No puedo creer que les hayas dado algo que significaba tanto para ti. Estoy muy orgullosa de ti, cariño”.

Al día siguiente, cuando el niño llegó de la escuela, vio varias cajas en la puerta. Había una nota que decía: “A cambio de tu amabilidad. ¡Gracias, Samuel!”. Estaba firmado por los dos compañeros de clase a los que les había dado su consola.

Muy entusiasmado, echó un vistazo dentro de una de las cajas y vio varios libros de cuentos dentro. ¡No había abierto un libro en mucho tiempo! Pasaba tanto tiempo en la computadora que había abandonado muchas de sus actividades favoritas, como leer.

Publicidad

Un nuevo tipo de emoción se apoderó de él cuando descubrió que en cada caja estaba llena de libros que alguna vez había querido disfrutar.

Desde ese día, Samuel comenzó a leer al menos un libro al día. Esto lo convirtió en un estudiante más diligente y pasaba mucho menos tiempo frente a la pantalla.

Samuel se hizo muy amigo de sus dos compañeros de clase y comenzaron a visitarse. Eventualmente, sus padres le compraron una computadora nueva y una consola de juegos, pero ahora jugaba con moderación. ¡Tenía tantas otras cosas para ocupar su tiempo!

Él y sus nuevos amigos jugaban juntos y discutían los libros que habían leído. Sus padres estaban encantados con lo responsable que era y por la forma en que estaba organizando su tiempo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Siempre podemos ayudar al prójimo. En un acto de total empatía, Samuel decidió darle su computadora y su consola de juegos a unos compañeros de escasos recursos. En agradecimiento, ellos le dieron muchos libros, que resultaron ser el mejor regalo.

Los niños deben recibir una crianza llena de valores y con límites claros. Samuel estaba perdiendo el control de sus responsabilidades escolares debido a los videojuegos, por lo que sus padres debieron intervenir y aplicar los correctivos necesarios.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi hijo adolescente se gastó los ahorros del funeral de la abuela en un juego — La familia le dio una lección

04 de julio de 2024

Mi esposo se fue de copas con un amigo mientras yo daba a luz

10 de junio de 2024

Niña huérfana no tiene a nadie a quien invitar para el Día del Padre en la escuela, pero ve a 50 padres en fila junto a su clase - Historia del día

14 de junio de 2024

Trabajador insolente menospreció a mi esposa, que trabaja limpiando oficinas - Me enfurecí y lo puse en su lugar

18 de junio de 2024

¿Me equivoco al decirle a mi marido que puede perderme a mí y a nuestros hijos?

25 de marzo de 2024

Elegí un viejo álbum de fotos en lugar de $10.000 que mi abuelo me dejó en herencia — Su secreto cambió mi vida

22 de junio de 2024

Hijo se burla a diario de su pobre madre y encuentra una nota después de que se la lleva la emergencia - Historia del día

12 de junio de 2024

Acabo de hacer "match" con mi difunta esposa en Tinder

03 de abril de 2024

Padres suelen dejar a sus hijos en casa de la abuela sin avisar. En una ocasión, ella les dejó dormir durante horas para vengarse de ellos.

17 de abril de 2024

Niño visita a su difunto papá para quejarse de los abusones del colegio, halla paquete con su nombre en la tumba - Historia del día

12 de abril de 2024

Un niño ayuda a su madre, que barre las calles a diario, y un día ve a sus compañeros de clase con escobas y rastrillos en su porche - Historia del día

12 de junio de 2024

El único hijo de Jennifer Garner, que desprecia a los "hombres con cámara", ahora se parece a su madre - Fotos de su transformación

17 de mayo de 2024

El mejor amigo de mi marido se mudó hace semanas y esperaba que yo limpiara lo que él ensuciaba – Mi marido se puso de su parte y les di una lección

05 de julio de 2024

Hermano echa a su hermana menor tras la muerte de sus padres, el karma lo golpea duro - Historia del día

18 de abril de 2024